Actualizado 17/01/2008 11:46 CET

Huelva.- Egmasa apoya las medidas del CSN para reforzar la seguridad de los materiales contaminados de Mendaña

HUELVA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Empresa Pública de Gestión Medioambiental (Egmasa), adscrita a la Consejería de Medio Ambiente, mostró hoy su respaldo a la nuevas medidas propuestas por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) en el Centro de Recuperación de Inertes (CRI-9) de las Marismas de Mendaña (Huelva) e insistió en las garantías de protección radiológica existentes en la zona.

En una nota, Egmasa dijo respaldar todas las medidas complementarias planteadas por el Consejo de Seguridad Nuclear y subrayó que "en todo momento" ha ejecutado, a través de Enresa y otras empresas especializadas, lo que este organismo le ha venido indicando desde que se produjo el suceso y con arreglo a la resolución del Ministerio de Industria del año 2001.

Una vez concluidas las obras de confinamiento dictadas por el CSN y llevadas a cabo por Enresa, informó de que se ha venido desarrollando en este enclave el programa de vigilancia estipulado para realizar un seguimiento de las garantías de protección radiológica, tras lo que señaló que las inspecciones realizadas dentro de este programa concluyen que el confinamiento de los materiales contaminados y la seguridad de la población y el medio ambiente "están garantizados".

No obstante, Egmasa asumió "cualquier actuación complementaria que sea necesario emprender en el caso de que el programa de vigilancia así lo aconseje", e indicó que continuará desarrollando este programa de vigilancia, que se verá reforzado a partir de ahora con la nueva propuesta del Consejo de Seguridad Nuclear con el objetivo de mantener la garantía de protección radiológica.

Por último, la empresa pública solicitó al Consejo de Seguridad Nuclear que, una vez ejecutadas estas medidas, confirme y traslade a la opinión pública las conclusiones de las citadas actuaciones de seguimiento que lleva a cabo en la zona "para la tranquilidad de la población del entorno".

Y es que el pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) acordó ayer proponer al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio la emisión de una nueva resolución requiriendo a Egmasa, responsable del cumplimiento del plan de normalización del Centro de Recuperación de Inertes (CRI-9) de las marismas de Mendaña, llevar a cabo un refuerzo de las actuaciones en la zona con el objetivo de asegurar el confinamiento de los materiales contaminados y mantener la adecuada protección radiológica de la población y el medio ambiente.

En un comunicado de prensa, el CSN estimó que, a la vista de los datos obtenidos hasta la fecha en el Programa de Vigilancia en curso y de los recogidos en las inspecciones realizadas, en la actualidad "está garantizada" la protección radiológica de la población y del medio ambiente del impacto de los materiales contaminados en el entorno del CRI-9.

No obstante, el CSN consideró que, a fecha de hoy, "no pueden darse por concluidas las obras de normalización del centro" requeridas en la resolución aprobada por la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio de Industria en enero de 2001.