Actualizado 11/12/2007 13:58 CET

Huelva.-Mesa de la Ría irá a la Fiscalía si el CSN no se pronuncia sobre las balsas de fosfoyesos antes de final de año

Realizará un registro de afectados por enfermedades relacionadas con el medio ambiente para iniciar acciones civiles y penales

HUELVA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Mesa de la Ría anunció hoy que acudirá a la Fiscalía de Huelva y llevará a cabo acciones judiciales si el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) no emite antes de fin de año un informe sobre los vertidos de fosfoyesos de la industria de fertilizantes de Huelva, Fertiberia, así como del plan de vigilancia del Centro de Recuperación de Inertes (CRI-9) de Huelva, ambos situados en la Marisma de Mendaña (Huelva).

Así lo aseguró en rueda de prensa el presidente de la Mesa de la Ría, José Pablo Vázquez, que informó de que, si se cumpliera el plazo sin obtener respuesta, la asociación trasladará al Ministerio Público el informe realizado por el laboratorio francés Criidad, solicitado por Greenpeace, que "confirma la gravedad del problema radioactivo generado por la empresa Fertiberia en las Marismas de Huelva, a causa de sus vertidos de fosfoyesos radioactivos" y advierte de los riesgos que implica la presencia de sustancias cancerígenas como el polonio 210, el radón 222 o el radio 226.

En este sentido, Vázquez recordó que el pasado 23 de octubre ya se solicitó al propio CSN un informe sobre este plan de vigilancia y sobre los análisis realizados en la zona, además de un mapa de los residuos depositados en el CRI-9 procedentes del accidente de Acerinox ocurrido en la Bahía de Algeciras en 1998.

Así, aseveró que "la única respuesta" ha sido "una caja donde se recopilan todas las actuaciones llevadas a cabo por el CNS desde 2002", pero puso de manifiesto que estos documentos, los cuales mostró, "presentan tachaduras de frases completas y del propio técnico firmante de los informes", por lo que se preguntó "qué oculta el CSN, por qué tacha un documento oficial y a quién protege".

"Hasta este momento el CSN no se ha definido y no ha negado ni la radiactividad de las balsas de fosfoyesos ni las fugas de cesio al río Tinto", según criticó Vázquez, quien lamentó que "no se quiere reconocer que hay un problema muy grave, el cual se ignora". "No se pueda hablar con frivolidad de un asunto tan serio y que afecta a la salud de todos", puntualizó.

DENUNCIA ANTE LA INSPECCIÓN DE TRABAJO.

Del mismo modo, el secretario de la Asociación Mesa de la Ría, Juan Manuel Buendía, señaló que el CSN "sesga la realidad de un documento público mediante tachaduras y no ha emitido aún un informe claro sobre lo que está sucediendo", al tiempo que anunció que, en el día de hoy, presentarán una denuncia ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Huelva en la que solicitan "la paralización de cualquier actividad laboral en la zona hasta que se tomen las medidas destinadas a la prevención de riesgos laborales, en aplicación de la normativa vigente en defensa de la salud de los trabajadores".

Además, la Asociación Mesa de la Ría elaborará un registro con las personas fallecidas y personas afectadas por enfermedades relacionadas con el medio ambiente, todo ello "con el objetivo de llevar a cabo acciones civiles y penales contra las industrias químicas causantes de estos problemas".

Por su parte, el vicepresidente de esta asociación, Aurelio González, consideró "muy sospechoso" que Greenpeace "tenga credibilidad en todos sitios menos en Huelva", tras lo que se preguntó "por qué el Ayuntamiento no dice nada". "La degradación es alarmante y se no se puede consentir, pero a pesar de que Huelva es una ciudad rodeada de radiactividad nadie sale a dar la cara por la población", concluyó.