Actualizado 27/07/2007 16:10 CET

Huelva.- La presidenta de la Diputación rebaja en ocho el número de asesores en su política de "contención de gastos"

HUELVA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El pleno extraordinario de la Diputación de Huelva aprobó hoy la propuesta de la presidenta, la socialista Petronila Guerrero, de reducir de 35 a 27 el número de asesores de la institución provincial, así como de algunas retribuciones, en su política de "contención de gastos".

Las decisiones adoptadas en el pleno de hoy, sin embargo, no contentaron a todos los miembros de la corporación, ya que si bien los diputados únicos de PA e IU, Francisco Zamudio y Rafael Sánchez, respectivamente, se congratularon de que la Diputación les permita constituirse en grupo político, el portavoz del PP, Jesús Toronjo, criticó la atribución económica asignada a su grupo de diputados.

En este sentido, criticó que la presidenta de la Diputación "continúe con la línea de su antecesor, José Cejudo, y trate de asfixiar al mayor grupo de la oposición con ocho diputados que gobierna al 48 por ciento de la población provincial", aunque garantizó que "no lo conseguirá".

Toronjo lamentó que, mientras el grupo del PSOE, con 15 diputados, tendrá una asignación de más de 400.000 euros anuales; el PP, con ocho representantes, "ni siquiera alcanza los 22.000 euros", con lo que resaltó que, "aunque pensábamos que la tendencia iba a cambiar, lo único que ha modificado el PSOE son los sofás, demostrando así su espíritu democrático".

No obstante, para el portavoz del PSOE, Ignacio Caraballo, la Diputación "ha hecho un esfuerzo importante para garantizar la labor de la oposición dándoles medios humanos y económicos necesarios" y puso el ejemplo de que los diputados del PP "van a recibir el doble de retribuciones que los concejales del PSOE en la oposición en el Ayuntamiento de Huelva".

Sobre lo que no hubo ningún tipo de críticas fue sobre el sueldo que percibirá la presidenta, 57.000 euros anuales brutos, que, incluso para el portavoz del PA "son muy pocos porque es inferior al que ganan algunos alcaldes, como la de Isla Cristina, María Luisa Faneca, que se ha asignado 84.000 euros anuales".

No obstante, Guerrero quiso aclarar que no está en la Diputación "para ganar dinero, sino para actuar al servicio de los ciudadanos", aunque reconoció que, en comparación con los establecidos en otras instituciones, "es inferior", por lo que confió en que, como también propuso el portavoz de IU, que "haya un acuerdo en el seno de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) que regule y ordene este tipo de retribuciones en las diferentes administraciones".

DESGINACIONES

En el pleno de hoy se designó a Ignacio Caraballo como vicepresidente de la Diputación, percibiendo 56.400 euros, y como miembro de la Junta de Gobierno, de la que también formarán parte el resto de diputados responsables de áreas, como son Manuel Alfonso Jiménez, Francisco Orta, Encarna Cruzado, Elena Tobar y José Villa, que percibirán una retribución de 55.000 euros.

Caraballo será igualmente portavoz del grupo del PSOE, mientras que Manuel Alfonso Jiménez será el viceportavoz. Jesús Toronjo, Rafael Sánchez y Francisco Zamudio serán portavoces respectivamente de PP, IU y PA, cobrando algo más de 51.000 euros, mientras que el viceportavoz del PP, David Toscano, también estará liberado cobrando 45.000 euros al año.

La Diputación establece también las comisiones informativas de Administración General y Nuevas Tecnologías, presidida por Francisco Orta; de Infraestructuras y Medio Ambiente, que presidirá Manuel Alfonso Jiménez; de Política Municipal, que dirigirá Ignacio Caraballo; y de Bienestar, que asumirá Encarna Cruzado.

El pleno también aprobó el nombramiento de los representantes de la Diputación en aquellos órganos y entidades en los que tiene presencia, destacando que la propia presidenta estará presente en el consejo de administración del Aeropuerto Cristóbal Colón, en el Consejo Provincial de Urbanismo y el Consejo de Participación del Entorno Natural de Doñana.

Por último, se estableció que la celebración de los plenos provinciales se trasladará a los primeros miércoles de cada mes, mientras que la junta de gobierno se reunirá los primeros y los terceros miércoles de cada mes.