Imputan al dueño de una perra que presentaba extremada delgadez y heridas graves

Perra con heridas y extremadamente delgada.
EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL
Actualizado 04/07/2015 8:12:53 CET

Un agente de la Guardia Civil la acoge temporalmente, corre con todos los gastos de asistencia veterinaria y busca un hogar para esta perra

ALMONTE (HUELVA), 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Huelva ha imputado al propietario de una perra de raza mastín como presunto autor de un delito de maltrato animal en una finca agropecuaria sita en Almonte (Huelva).

Según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa, los hechos ocurrieron cuando los agentes, especialistas en Protección de la Naturaleza con base en Niebla, inspeccionaban una finca agropecuaria en la que "rápidamente" les llamó la atención ver al animal "atado a una cadena, con aspecto de extrema delgadez y la oreja derecha con una gran herida abierta, presentando una inflamación que hacía que tuviese un tamaño de diez veces el normal, supurando gran cantidad de pus".

Requerido por la documentación del animal y el motivo de que presentase tal estado de abandono, el propietario incluso dijo a los agentes que "se la llevaran" si querían y "no la traigáis más", añadió.

Ante esta situación, y tras levantar la preceptiva acta en la que se detallaron minuciosamente los hechos, el animal fue trasladado a una clínica veterinaria donde fue tratada de varias enfermedades, e incluso le fue interrumpida la gestación de cinco cachorros, tres de ellos ya muertos, dado que corría peligro su vida.

Destacan que llama la atención que le fueron extraídas más de 200 larvas de mosca en el interior de la oreja, lo que evidencia que "tal era la gravedad de las heridas".

Veterinarios de la Oficina Comarcal Agraria de La Palma del Condado certificaron el penoso estado del animal, que ni siquiera había sido correctamente identificado mediante microchip, procediendo a la imputación del presunto autor de los hechos, y remitidas las diligencias al Juzgado de Instrucción de La Palma del Condado. También han sido cursadas diversas infracciones administrativas.

La perra ha sido bautizada por el Guardia Civil que la ha acogido temporalmente con el nombre de 'Hada'. Este agente ha corrido con todos los gastos de asistencia veterinaria y manutención del animal hasta el momento, aunque no puede hacerse cargo de ella porque ya tiene otros perros a su cargo. Ahora debe encontrarse un hogar definitivo para 'Hada'.