La jueza del doble crimen de Almonte abre pieza separada tras entregar un cuchillo la Policía Local

El acusado en el doble crimen de Almonte (Huelva), en la sala de la Audiencia.
EUROPA PRESS/A.PÉREZ/Archivo
Actualizado 14/12/2018 7:52:06 CET

HUELVA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Dos agentes de la Policía Local de Almonte (Huelva) han entregado este jueves un cuchillo a la titular del Juzgado de Instrucción 1 de La Palma del Condado (Huelva), que investigó el caso del doble crimen de Almonte en el que fallecieron un padre y su hija tras múltiples cuchilladas en abril de 2013 y cuyo único acusado F.J.M., fue absuelto por un jurado popular y por el TSJA.

Tras estos hechos, la juez ha abierto una pieza separada tras el hallazgo de un cuchillo en una alcantarilla de la localidad, denunciado ante la Guardia Civil por el hermano y tío de los fallecidos, y ha citado este viernes, a las 11,00 horas, a los dos agentes de la Policía Local que han entregado este cuchillo en el juzgado, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

Ante ello, la juez ha decidido citar a estos dos agentes para que declaren sobre este hallazgo y a los abogados Luis Romero y Francisco Baena Bocanegra, que ejercen la acusación y defensa, respectivamente del caso del doble crimen que ha llegado al Supremo, para participar en este interrogatorio.

Precisamente, hace unos días, el Ayuntamiento de Almonte anunció que había remitido a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil el informe sobre el hallazgo del citado cuchillo pero insistieron en que fue hallado en 2016 en una alcantarilla y no en primavera de 2017, como reza en la denuncia de Domínguez, y que, según el equipo de gobierno, fue puesto a disposición de la Benemérita, por lo que desde el Consistorio solicitaron a la Guardia Civil que reconociera públicamente que conocía la existencia de este cuchillo con el fin de defender "el honor y el buen trabajo" de la plantilla de la Policía almonteña.

Cabe recordar que esta petición surgió después de que Domínguez interpusiera una denuncia hace unas semanas para conocer el paradero de este cuchillo, cuyo hallazgo, según él, se produjo "en la primavera de 2017 --cuatro meses antes de que empezara el juicio--, momento en el que lo puso en conocimiento de la Policía Local un hombre que estaba trabajando como pintor y lo encontró en una alcantarilla, ubicada en la calle Callejón de los Granados de la localidad, que se encuentra a 200 metros de la casa donde vivía F.J.M.".

Al respecto, Domínguez aseguró que "la Guardia Civil en ningún momento ha tenido conocimiento de este cuchillo por parte de la Policía Local que, según estas vecinas, era de una hoja de grandes dimensiones, estaba manchado y fue introducido por los agentes de la Policía que se personaron en el lugar en una bolsa de plástico, pero ahora no se sabe dónde está".

Sin embargo, el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Almonte, Antonio Joaquín Díaz (PSOE), insistió al respecto en que el hallazgo del cuchillo al que se refiere la denuncia "tuvo lugar en junio de 2016 y no en la primavera de 2017, de ahí que quizás el denunciante haya preguntado a la Guardia Civil por un cuchillo aparecido en 2017 y quizás por eso le digan que no se le llevó ningún cuchillo el año pasado, porque fue un año antes, en 2016".

PETICIÓN DE DIMISIÓN

Precisamente, este mismo jueves el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Almonte, Manuel Ángel Fernández, ha pedido el cese "inmediato" de este concejal por su actuación en los últimos días en todo lo relativo al hallazgo de este cuchillo y por "su falta de credibilidad" en las comparecencias realizadas tras la denuncia del hermano y tío de las víctimas.

A su juicio, el edil ha incurrido desde entonces "en numerosas contradicciones" y ha aclarado que ya pidieron a la alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa, que "tomara medidas contundentes para esclarecer los hechos e incluso que fuera más allá y que tomase la decisión de la suspensión cautelar de funciones de este concejal que no tiene credibilidad y no puede seguir ostentando el cargo de seguridad ciudadana".

Por último, ha dejado claro que se trata de una decisión que "el PP se ha visto obligado a tomar a pesar de que era deseo del partido no politizar ni tomar parte ni a nivel político ni a nivel público sobre este asunto, pero el pueblo de Almonte no aguanta ni una mentira más".