PSOE de Cartaya dice que el informe "desfavorable" del Gobierno sobre 'La Barranca' certifica su "ilegalidad"

Publicado 20/04/2014 13:35:12CET

Muestra "satisfacción" por que este espacio sea público y piden al alcalde que "no ponga más trabas y trabaje de una vez por El Rompido"

CARTAYA (HUELVA), 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PSOE de Cartaya (Huelva) ha asegurado que el informe del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), que considera "inviable" las actuaciones que el alcalde independiente de la localidad, Juan Polo, y su equipo de gobierno (ICAR-PP-PA) querían hacer en la zona de 'La Barranca', en El Rompido; "certifica y da la razón al Partido Socialista sobre la ilegalidad que querían llevar a cabo en esta zona".

Así lo ha puesto de manifiesto el portavoz socialista y secretario general del PSOE en el municipio, Alexis Landero, quien ha mostrado su "satisfacción" por este informe, a la vez que ha agradecido "el apoyo y la implicación" de los vecinos "que recogieron más de 1.000 firmas en El Rompido para que el alcalde no acometiera esta barbaridad". "Nos sentimos especialmente contentos porque se ha conseguido parar este atropello", ha añadido.

Landero ha criticado la "irresponsabilidad e incompetencia" del alcalde en "su afán" de intentar cambiar el uso de 'La Barranca' para que "dejara de ser espacio de dominio público a tener un uso lucrativo y de servicios turísticos de carácter privado", con posibilidad de construir hasta cuatro metros de altura y de ocupar el 50 por ciento de un terreno de 3.000 metros cuadrados.

El informe "desfavorable" del Ministerio señala que los terrenos de 'La Barranca' se encuentran afectados en su totalidad por la zona de servidumbre de protección, por lo que "no se permite este tipo de actuaciones". En cuanto a la intención del alcalde de construir un paseo marítimo, "que también venía incluido en esta modificación urbanística, pese a que lo negó ante los vecinos", el Ministerio de Medio Ambiente también certifica su "inviabilidad", por lo que "ambas decisiones del equipo de gobierno de Cartaya no cumplen con las determinaciones de la Ley de Costas", ha advertido.

Por ello, y "después de que el alcalde y su tripartito se hayan negado reiteradamente a dar información al PSOE sobre esta operación urbanística", quieren saber "qué pretendía Polo con esta modificación y que hay detrás de todo ello", ha afirmado el dirigente socialista local, ya que, según Landero, "todo apunta, sin duda, a la fiebre privatizadora del alcalde y del concejal de Urbanismo, Gabriel Maestre, que gobiernan pensando sólo en los intereses privados y no en los de los vecinos".

Por eso, los socialistas han vuelto a exigir al alcalde que "no ponga más trabas y trabaje de una vez por todas por El Rompido y por el sector turístico, tan importante para el municipio".

Esta actuación se remonta a abril de 2013 cuando el equipo de gobierno decidió en pleno llevar a cabo una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), relativa a la ordenación pormenorizada del El Rompido. Ante ello, el PSOE presentó alegaciones y se procedió a una recogida de firmas en este núcleo de población para que 'La Barranca' siguiera siendo de uso público y el Ayuntamiento no permitiese construcciones en esta zona emblemática.