Publicado 03/04/2020 12:55:15 +02:00CET

El sector pesquero de Huelva muestra su "preocupación" al no saber si podrán acogerse a los ERTE

Barcos pesqueros en Punta Umbría.
Barcos pesqueros en Punta Umbría. - EUROPA PRESS - Archivo

HUELVA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El sector pesquero de Huelva ha mostrado este viernes su "incertidumbre y preocupación" al no saber si los armadores podrán finalmente acogerse a los ERTE del Real Decreto-ley 8/2020, con motivo de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, tras bajar la demanda de sus productos en casi un 80 por ciento.

Así, aunque la posibilidad existe, "hay una información confusa y las embarcaciones no saben si pueden acogerse a los ERTE, ya que tienen que justificar pérdidas del 75 por ciento durante seis meses", según ha informado a Europa Press el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Huelva, Manuel Fernández Belmonte.

En este sentido, Fernández, quien también es patrón mayor de la cofradía de pescadores de Punta Umbría, ha subrayado que "nadie da las explicaciones correctamente" por lo que la localidad puntaumbrieña, solo hay tres embarcaciones que van a solicitar el ERTE, "sin saber si se lo van a conceder", mientras que "solo están faenando 12 barcos de cerco de 21, un barco de arrastre de cuatro y diez barcos de los 40 de artes menores", a lo que se suma la parada de los 50 barcos de la chirla por el cierre del caladero.

Por esto, ha indicado que las embarcaciones están paradas ya que "no les es rentable salir a faenar" y se encuentran "con la incertidumbre de no saber si podrán llegar a presentar los ERTE" y con "el miedo" de que la Inspección de Trabajo "vaya a mirar los expedientes al milímetro y lo que nadie quiere es una sanción, además de las pérdidas que ya está sufriendo" ya que "estás sanciones repercuten en las empresas y, por tanto, a los trabajadores" y "de lo que se trata es de que las empresas sobrevivan a este bache y los trabajadores también".

Por todo esto, la actividad del puerto de Punta Umbría ha disminuido hasta el punto de estar "a un 15 o un 20 por ciento de su potencial", por lo que Fernández ha criticado que "el Estado español no está actuando bien en ninguno de los casos" y cree que esta situación "se le ha quedado grande a los gobernantes" que "están desbordados y no están sabiendo poner remedio".

Así las cosas, Fernández ha apuntado que la mayoría de los barcos de arrastre están amarrados porque "no tienen utilidad" para abastecer el mercado "puesto la mayoría son de restauración y de mayor precio" y, además, "en la situación actual las familias no se lo pueden permitir" y "lo que se puede vender es pescado de bajo coste".

A este respecto ha subrayado que lo que tiene un mayor precio, como sucede con el marisco "no se vende en gran cantidad si no es en restaurantes, que están cerrados" y esto "supone el 80 por ciento de la captura de la flota" incidiendo que "ahora en los mercados se vende el pescado popular como la sardina o el boquerón".

Para finalizar, Fernández ha reseñado que también se están capturando chocos y pulpos que "se pueden congelar y valen para su comercialización en un futuro" por lo que "hay empresas que están invirtiendo en esos productos".

Para leer más