Actualizado 25/09/2009 20:46 CET

Sindicatos piden la salida del empresario de Nilefós y acuerdan una reunión con la Junta el próximo día 8

HUELVA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CCOO de Andalucía, Francisco Carbonero, pidió hoy a la Junta de Andalucía que emprenda las actuaciones "necesarias" para que el actual propietario de Nilefós abandone la empresa y así puedan entrar nuevos inversores, aspecto que también compartió el secretario de FIA-UGT en Huelva, Luciano Gómez, quien aseguró que el próximo 8 de octubre se celebrará una nueva reunión con la Administración regional para analizar la situación de la factoría.

Según informó CCOO en una nota, Carbonero afirmó que "se constata que el propietario de Nilefós ha incumplido todos y cada uno de los acuerdos de inversión que suscribió al hacerse cargo de esta empresa", por lo que la solución "pasa inexcusablemente por la puesta a disposición de nuevos inversores de los activos de esta empresa".

Actualmente la empresa se encuentra en una situación de parálisis en su actividad y sus trabajadores acumulan varios meses ya sin cobrar sus salarios, por lo que la situación es "más grave aún si tenemos en cuenta que este empresario recibió ayudas con dinero público de la Junta de Andalucía", señaló Carbonero.

Así, los participantes en la reunión del día 8 se celebrará con el fin de "confirmar si el propietario ha aceptado el requerimiento de la Junta de Andalucía para abandonar la empresa y, en función de esto, adoptar las acciones oportunas".

Por su parte, según explicó el propio Gómez a través de un comunicado, "para poder avanzar en un proyecto de futuro es condición indispensable tener a disposición de los trabajadores los activos productivos y contar con el apoyo de la Junta para materializar las alternativas industriales que se están barajando como posibles opciones de solución a esta problemática".

Asimismo, el sindicalista afirmó que "se convocará al empresario para que cumpla su palabra de ceder la empresa a los trabajadores y si no prospera esta gestión, de forma urgente se deben poner en marcha todos los mecanismos judiciales, administrativos y políticos tendentes a conseguir cuanto antes este objetivo".

La plantilla, encerrada 24 horas en la factoría desde el pasado 31 de agosto sin suministro eléctrico ni vigilancia, seguirá con las movilizaciones.