Actualizado 02/07/2016 16:51 CET

Podemos achaca la caída de votos a abstención y al "discurso del miedo"

Alberto Montero (Podemos) diputado por Málaga al Congreso
EUROPA PRESS

MÁLAGA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El diputado electo de Unidos Podemos por Málaga al Congreso, Alberto Montero, ha asegurado que hay un "hecho objetivo" y es que "la mayor parte de la caída" de los votos a la coalición sobre lo esperado "obedece a la abstención" y ha destacado como elemento importante "el producto de la suma del PSOE a la estrategia del voto del miedo del PP", que ha restado apoyos.

Montero ha participado este sábado en un encuentro provincial para hacer balance de la campaña y de los resultados; un "paso previo a la reunión del próximo sábado del Consejo Ciudadano Estatal en Madrid --ha dicho--, para lo que era necesaria esta valoración para poder llevar la opinión de los militantes de base" malagueño.

En declaraciones a los periodistas antes del encuentro, Montero ha indicado que un primer elemento de lo ocurrido "es que casi de forma directa, en un porcentaje de correlación muy alto, lo que no se ha sumado es gente que se ha quedado en casa y ese día no ha votado", señalando que existe "casi un 97 por ciento de relación causal". "Es un hecho objetivo", ha apostillado.

Luego, ha manifestado, "entran las interpretaciones y valoraciones que requieren un análisis más detallado, ya no cuantitativo como lo vamos a hacer hoy, sino cualitativo".

El también miembro del Consejo Ciudadano estatal ha señalado no tener muy claro su opinión sobre de qué forma ha influido la unión con IU en los resultados, añadiendo que "probablemente no ha terminado de cuajar en la forma en la que se esperaba, pero no sé si es fruto de la confluencia o producto del periodo de legislatura que hemos tenido".

Sí ha dicho que "hay otro elemento, que es el producto de la suma del PSOE a la estrategia del voto del miedo del PP"; con una "coincidencia en los ataques" a Unidos Podemos que "hace que la polarización del voto haya favorecido al PP". "Lo hemos visto también con los apoyos al PSOE. Eso creo que ha restado y ha hecho que el voto del miedo haya ido a un valor refugio como puede ser considerado en estos momentos el PP", ha dicho.

Sobre la idea del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, de que había gente que decía que iba a votar a Unidos Podemos y cuando se ha visto la posibilidad de ganar, ha hecho que esa gente no haya votado, Montero ha dicho que "esa hipótesis es viable y no es en absoluto descartable, porque, no solo aquí, sino por lo que vamos conociendo en los distintos territorios, la abstención está en relación directa con la caída de los votos".

Respecto a la continuidad de la confluencia con IU, ha indicado que se discutirá el próximo sábado en el encuentro estatal "y no es éste el espacio de decisión". "No se sabe si se mantendrá en el ámbito del grupo parlamentario, si va a ser más allá o si no va a ser en absoluto", ha señalado, porque "cabe la posibilidad de que IU plateé formar parte del grupo mixto como lo hace Compromís, que viene con nosotros en confluencia y forma grupo parlamentario propio".

Asimismo, ha señalado que no hay una posición firme de Podemos Andalucía, apuntando que el próximo fin de semana se celebra el Consejo Ciudadano andaluz "y de ahí saldrá el posicionamiento al respecto". "Estamos en fase de análisis primero de los datos para ver dónde se han ido los votos, porque lo que comprobamos es que no se han ido a otros partidos, sino a la abstención", ha incidido.

Por su parte, el parlamentario andaluz de Podemos Juan Antonio Gil ha indicado que "como dijo nuestro secretario de organización, Pablo Echenique, ahora toca pararse y atarse los cordones; pensar y analizar los datos todo lo que ha ocurrido electoralmente", por eso, ha dicho, "vamos a poner en común lo ocurrido".

"Son los círculos los que tienen la información de primera mano, pero la vamos a abrir a un radio de acción más amplio que es la sociedad, a través de encuestas cara a nuestros círculos", ha manifestado Gil.

En la reunión se han planteado algunas conclusiones sobre esta situación, como la altísima abstención registrada, "el voto del miedo alimentado por PP, PSOE y Ciudadanos (C's)", y la dificultad de comunicar claramente las propuestas "en un contexto mediático que parecía interesado más a países extranjeros que a los problemas de la ciudadanía española".