El Ayuntamiento de Benalmádena subraya que irá a los tribunales si el Comedor Social no justifica la subvención

Actualizado 06/07/2015 22:04:51 CET

El PSOE pide la destitución de Salido y la asociación que gestiona este centro denuncia a la alcaldesa y al interventor

BENALMÁDENA (MÁLAGA), 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Benalmádena (Málaga) ha dejado claro, en referencia a la polémica entre el Consistorio y la Asociación del Comedor Social, que no admitirá "ningún tipo de presión" a la hora de "cumplir con la legalidad vigente, defender el dinero de los contribuyentes y velar por las familias más necesitadas". De hecho, ha precisado que si no se justifica la subvención municipal, iniciará los procedimientos legales existentes para recuperar dichos fondos.

"El Consistorio cumple los requisitos legales que establece la normativa en este tipo de actuaciones a la espera de que concluya el proceso de fiscalización para confirmar que las partidas económicas libradas a la entidad se han dedicado a proporcionar alimentos a los vecinos de Benalmádena que sufren una situación de necesidad", ha señalado en un comunicado esta Administración, dirigida por la 'popular' Paloma García Gálvez.

En este sentido, el Gobierno municipal ha avalado la labor que viene desarrollando el Área de Intervención para garantizar que las subvenciones otorgadas por el Consistorio se destinen al objeto social para el que han sido concedidas.

El Consistorio ha confiado, por ello, tras el informe de Intervención en el que se advierte de que la Asociación del Comedor Social no habría justificado 250.000 euros en las facturas referentes a la subvención que recibe por parte del Consistorio, en que "se garantice de manera precisa y rigurosa el buen uso de las mismas".

En caso contrario, el Gobierno municipal iniciará todos los procedimientos legales existentes, "sin consentir ningún tipo de presión o ejercicio de intimidación procedentes de las partes implicadas o de terceros".

EXIGIR RESPONSABILIDADES

De igual forma, desde el Ayuntamiento de Benalmádena se procederá a exigir a quien proceda las correspondientes responsabilidades en materia económica y, en caso de que las hubiera, también en el ámbito judicial.

La alcaldesa de Benalmádena ha defendido que "la transparencia debe regir todas las acciones de la Administración local, mucho más si cabe en aquellos procesos relacionados con políticas sociales y que pueden afectar a los más desfavorecidos".

"La fiscalización de una asociación como la del Comedor Social tiene como único objeto garantizar que dichas familias no sufran ningún perjuicio y constatar que el dinero de los contribuyentes se utilice, cumpliendo escrupulosamente con la legalidad vigente, para prestar un servicio solidario de ayuda a los vecinos que sufren una situación de precariedad económica", ha manifestado.

La concejala independiente, Encarnación Cortés, apoyada por el Partido X, ya denunció en 2013 presuntas irregularidades, reclamando en el pleno de diciembre de ese año la apertura de una investigación sobre las cuentas del comedor, en el que ostentan "una responsabilidad directa" el hermano y el cuñado del actual primer teniente de alcalde y edil de Bienestar Social, Francisco Salido (UCB).

PSOE

Ante esto, el secretario general del PSOE de Benalmádena, Javier Carnero, ha exigido a García Gálvez "la destitución fulminante" del primer teniente de alcalde. "La regidora no puede mirar hacia otro lado ante este caso de graves irregularidades y debe tomar medidas de inmediato cesando a Salido", ha declarado, precisando que "si no lo hace, se convertirá en cómplice de esta situación, denunciada por el interventor municipal en un informe demoledor".

"En una situación económica como la que estamos viviendo, con personas en grave riesgo de exclusión social, la alcaldesa de Benalmádena tiene la obligación política y moral de tomar cartas en el asunto y cesar de manera inmediata al responsable de estas irregularidades detectadas por el interventor respecto a unas subvenciones municipales que deberían estar destinadas de forma clara y justificada a los más necesitados", ha expuesto en un comunicado Carnero.

En este punto, ha indicado que "si mantiene en su puesto al primer teniente de alcalde, García Gálvez está demostrando que antepone sus intereses personales y el sillón de la Alcaldía que le otorga el pacto con Salido a su obligación de velar por el buen destino de los fondos municipales".

"Es patente --ha apuntado-- que las decisiones que se toman en la Asociación Comedor Social de Benalmádena son a instancias de Salido, como él mismo recuerda en actos públicos. También es público y notorio que el cuñado de Salido es el secretario de la asociación y su hermano es el coordinador de compras". Por tanto, "las irregularidades detectadas por el interventor son motivo suficiente para que la alcaldesa no mire hacia otro lado", ha insistido Carnero.

El socialista ha denunciado que "cada día escuchamos a los responsables en el Gobierno central pedir sacrificios a los ciudadanos para salir de la crisis, mientras la alcaldesa del PP se desentiende del mal uso y falta de justificación de más de 250.000 euros en dinero público municipal cuyo destino debería ser intentar que los ciudadanos de Benalmádena no tengan que hacer tantos sacrificios". "Esa es la doble moral del PP", ha criticado.

Por su parte, la Asociación del Comedor Social de Benalmádena ha denunciado ante los tribunales a la alcaldesa y al interventor municipal, Javier Gutiérrez, como presuntos autores de un delito de prevaricación y malversación de caudales públicos.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial