Publicado 07/09/2015 17:14

CCOO critica que se pida cárcel por defender el derecho de los trabajadores a la huelga

Rueda CCOO por juicio sindicalistas
EUROPA PRESS

MÁLAGA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

CCOO critica que se "criminalice", pidiendo penas de cárcel, a las personas que defienden el derecho de los trabajadores a ir a la huelga. Así lo han señalado este lunes responsables de este sindicato ante el juicio contra dos de sus representantes el próximo jueves día 10 en un juzgado de Málaga por unos hechos sucedidos en el paro general de 2012 por los que el fiscal pide tres años y medio de prisión para cada uno.

Los acusados son la secretaria general del Sindicato provincial de Servicios, Dolores Villalba, y el adjunto a la Secretaría general de la Federación de Andalucía y secretario de Política Institucional de la Federación Estatal de Servicios, Gonzalo Fuentes, quienes estaban en un piquete informativo que fue a un bar de copas del centro de la capital el día de la huelga.

Ambos han negado que se produjera altercado alguno, sólo hablaron con el portero para informar dentro y se les dijo que cerrarían una vez terminara una actuación musical en directo. Pero, han explicado, cuando ya alejaban, supieron que se había detenido a alguien, que ni conocen; por lo que volvieron y hablaron con los agentes de Policía que estaban allí.

En ese momento, "lo que hacemos siempre es colaborar con la Policía", ha dicho Villalba; mientras que Fuentes ha señalado que los agentes le dijeron que se marcharan mejor porque el compañero detenido quedaría en libertad en Comisaría. Pero, finalmente, han asegurado, fueron denunciados.

"No hubo nada extraño, no hubo altercado, ni malas palabras ni se criminalizó ni amenazó a nadie; lo que hicimos fue lo que tenemos que hacer siempre: cumplir con nuestra obligación de defender el derecho de los trabajadores", ha dicho Villalba. Además, ambos han indicado que seguirán cumpliendo con su deber al respecto y volverían "a hacer lo que hicimos, porque era luchar por los derechos".

Villalba ha señalado que si el delito que han cometido es defender a los trabajadores, "denunciando los recortes, asesorando e informando de a qué nos está llevando esta reforma laboral, si eso es delito y tenemos que ir a la cárcel, yo iré a la cárcel encantada", pero ha apuntado que "sería una vergüenza que este país meta a diligentes sindicales en prisión por defender el derecho de los trabajadores".

Además, esta representante sindical ha apuntado que "nunca hemos conocido a ningún empresario que se le pida cárcel por impedir el derecho a ir a la huelga", preguntándose "cuántas amenazas y coacciones a los trabajadores" habrá.

Fuentes, por su parte, ha dicho que "confía en el Estado de Derecho, en la democracia, en la libertad y en la justicia, estamos tranquilos y vamos serenos a ese juicio", mostrándose convencido de que "hemos hecho lo que teníamos que hacer, informar y defender el derecho a la huelga".

"Si mañana hay una huelga general convocada por mi sindicato haré el trabajo que siempre hemos hecho, estar en la calle, defender el derecho a la huelga, la democracia y la libertad", ha manifestado, lamentando que la reforma laboral sigue haciendo "estragos". "Esperamos que no haya más personas encausadas por esto", ha apostillado.

El secretario de la Federación Regional de Servicios de CCOO, Iñigo Vicente, ha expresado el apoyo de la Federación de Servicios a estos dos sindicalistas, apuntando que "no se va a juzgar a Lola y a Gonzalo sino a todos los que hemos dado el paso de representar los intereses de nuestros compañeros y defender el derecho a hablar, el derecho a defender a los trabajadores contra los recortes".

Ha considerado que es "indecente" que en estos días se esté pidiendo cárcel para sindicalistas y ha apuntado que el jueves, cuando se celebra el juicio en el Juzgado de lo Penal número 4 de la capital, acudirán a la Ciudad de Justicia de Málaga responsables del sindicato a nivel nacional y regional, como el secretario de CCOO de Andalucía, Francisco Carbonero.

El secretario de CCOO de Málaga, Antonio Herrera, ha lamentado que "con una clara similitud con regímenes dictatoriales" se trata de "criminalizar a los trabajadores y sindicalistas" en un "ofensiva legal contra el derecho a la huelga". "La huelga no es delito", ha precisado, reiterando el apoyo a los dos compañeros.

Asimismo, ha criticado el "paso atrás que ha dado el Gobierno en la democracia que se consiguió en parte por las reivindicaciones del movimiento obrero" con la 'ley mordaza' y manteniendo en la reforma un artículo del Código Penal "anacrónico", el 315, con la intención de "reprimir y meter miedo".