Cinco detenidos en Colmenar (Málaga) de una red que transportaba hachís oculto en estructuras de madera

Actualizado 24/06/2019 12:23:58 CET
442703.1.644.368.20190624122158
Vídeo de la noticia

MÁLAGA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional se ha incautado de 540 kilogramos de hachís en una nave industrial de Colmenar (Málaga) y han detenido a cinco hombres, cuatro de nacionalidad española y uno natural de Reino Unido, de entre 29 y 64 años, por su presunta responsabilidad en los delitos de pertenencia a grupo criminal y tráfico de drogas.

En el momento de los arrestos, los investigados estaban preparando un porte de droga ocultando el estupefaciente en estructuras de maderas. Además de la droga incautada, parte de ella aún se encontraba en fardos, los agentes han intervenido dinero en efectivo y varios terminales telefónicos.

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una red de narcos que utilizaban una nave de un polígono industrial de la localidad malagueña de Colmenar para el almacenamiento, preparación y ocultación de sustancias estupefacientes, concretamente hachís.

A pesar de las medidas de seguridad adoptadas por la red, las gestiones realizadas por los investigadores les llevaron a descubrir que pretendía realizar un envío inminente de hachís y cuyo destino final era Europa, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

En el transcurso del operativo, los investigadores frustraron la operación tras detectar a varios miembros de la organización en la nave en el Polígono Virgen de la Candelaria de Colmenar envasando la droga al vacío y ocultándola en el interior de estructuras de madera.

El estupefaciente, que tenía como destino final Europa y cuya disposición inicial era en fardos, tras ser envasada al vacío era ocultado en la madera para su posterior transporte en un camión.
Finalmente, la operación se ha saldado con la desarticulación de una red de narcos con la detención de cinco de sus miembros, la incautación de 540 kilos de hachís y la intervención de 1.035 euros y seis terminales telefónicos.