El delegado del Gobierno en Andalucía, cauto ante la nueva fase de la 'Operación Edu'

Publicado 02/03/2015 19:25:00CET

MARBELLA (MÁLAGA), 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, se ha mostrado cauto ante la nueva fase de la 'Operación Edu', sobre los presuntos fraudes de los cursos de formación en Andalucía, que se ha desplegado desde este lunes por varias provincias andaluzas.

"Son actuaciones secretas, ya que se ha declarado el secreto de sumario. Por lo tanto, hasta que no se levante este secreto no cabe ni puedo ofrecerle más información", ha indicado Sanz, que se ha reunido en Marbella (Málaga) con la alcaldesa, Ángeles Muñoz, y el subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández-Mollar.

Sanz ha recordado en rueda de prensa que la investigación la realiza la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF), que pertenece a la Policía Nacional, con la actuación de juzgados de instrucción de Granada, Córdoba y Jaén.

"Solo cabe esperar que esa instrucción se traslade a los juzgados correspondientes en todas las diligencias que durante la jornada se estén desarrollando", ha agregado el delegado.

Asimismo, Sanz ha recordado que las operaciones vinculadas con el 'Caso Edu' se iniciaron en abril de 2014 a raíz de una denuncia de la Seguridad Social. "Las investigaciones siguen su curso", ha concluido.

La Policía Nacional ha iniciado este lunes una nueva fase en su investigación, denominada 'operación Edu Centro', enfocada a esclarecer las actividades de más de 100 responsables y personas vinculadas a 70 empresas, que se beneficiaron de 8,5 millones de euros procedentes de subvenciones públicas, según los cálculos de la UDEF.

Fuentes de la investigación han informado de que entre este lunes y los próximos días está previsto el arresto de 103 personas y la imputación de otras 11, es decir, un total de 114 implicados por la 'operación Edu Centro'. Se trata de empresarios, promotores y funcionarios públicos y la operación se llevará a cabo en las provincias de Granada, Córdoba, Jaén y Almería.

Estas actuaciones son una prolongación de la 'operación Edu Costa', desplegada en febrero contra 90 personas en las provincias costeras de Málaga, Cádiz y Almería. La mayoría de ellos también eran empresarios vinculados a un total de 52 empresas, aunque también estaban implicados algunos cargos públicos o exdirigentes.