Actualizado 16/09/2009 20:51 CET

Los ayuntamientos de Guadix y Otura defienden la legalidad de las adjudicaciones a Intralia

GRANADA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los ayuntamientos de los municipios granadinos de Guadix y Otura han defendido la legalidad de la contratación de la empresa Intralia S.L., después de que el PSOE de Granada les acusara ayer de adjudicar servicios "a dedo" a ésta, propiedad del que fuera presidente de Nuevas Generaciones del PP de Otura.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Guadix, en el que es alcalde el 'popular' Santiago Pérez, indicó que la adjudicación de la Escuela de Verano a esta empresa se hizo "siguiendo únicamente los criterios de calidad-precio". Según indicaron desde el Consistorio, un informe técnico determinó que esta empresa era, de las cuatro aspirantes, la más ventajosa y la que mejor se adaptaba a los objetivos y expectativas planteadas.

En el informe se valoraba como mejor proyecto el presentado por Intralia S.L. por la cantidad de servicios complementarios que ofrece en relación a los otros proyectos a los que sólo en algún caso supera en coste. "El planteamiento técnico del proyecto es innovador y muy apropiado a las necesidades que pretendemos cubrir con la realización de la actividad", señalaba el técnico en el documento, en base al cual se elaboró una propuesta que fue estudiada y aprobada en la Junta de Gobierno Local del 2 de junio "siguiendo estrictamente criterios de eficiencia y eficacia de los recursos públicos".

Por su parte, el alcalde de Otura, Ignacio Fernández-Sanz (PP), aseguró que no existió ninguna irregularidad en la adjudicación de las escuelas de verano y de las actividades culturales a la empresa, puesto que se hizo mediante contratos "perfectamente legales, siguiendo exactamente el mismo procedimiento que empleó el PSOE cuando gobernaba para contratar los servicios de otra empresa que hoy en día continua trabajando con el Ayuntamiento".

El primer edil aclaró que no existe ningún trato de favor hacia ninguna de las empresas que prestan sus servicios al Consistorio y que Javier Lisarte, hace año y medio que dejó de ser Presidente de NNGG de Otura por razones personales. "Me parece cuanto menos vergonzoso que el PSOE pretenda vetar a un empresario joven y emprendedor tratando de impedir que pueda trabajar en los diferentes municipios de la provincia", indicó.