Publicado 20/11/2020 17:24CET

CCOO exige ampliar las medidas de coeducación para que centros escolares sean "espacios exentos de violencia machista"

Aula en colegio, foto de archivo
Aula en colegio, foto de archivo - AYUNTAMIENTO DE SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES

SEVILLA, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

CCOO exige a la Consejería de Educación Y Deporte ampliar las medidas de coeducación para que los centros escolares sean "espacios seguros exentos de violencia machista", y plantea de esta forma que sean un lugar donde atender, asesorar, acompañar y prevenir al alumnado y familias que forman parte de la comunidad educativa de la violencia machista, "convirtiendo los centros educativos en espacios seguros, donde, además, se puedan denunciar estas situaciones".

Así, en un comunicado señala los "preocupantes" datos de violencia contra la mujer, que "van en aumento cada año", e indica que "se constata" que la tendencia de la tasa de violencia de género entre adolescentes "está creciendo". En concreto, "que en el conjunto del Estado, en 2018 hubo 677 víctimas menores y en 2019 han sido 719". Además, añade que las agresiones múltiples desde 2016 son 211, de las cuales 38 se han producido en Andalucía, desprendiéndose de lo datos recabados por CCOO que en esta tipología de agresiones "las víctimas menores suponen el 37% y los agresores son menores en un 24%".

En este sentido, la responsable de Igualdad, Mujer y Política Social de la Federación de Enseñanza de CCOO Andalucía, María Trinidad Montes, refiere que "estos datos confirman la necesidad de trabajar en etapas tempranas y deja claro que para el sindicato ampliar las políticas educativas e igualitarias en los centros educativos es imprescindible y prioritario. La educación es la herramienta más eficaz para hacer frente a la violencia de género, desde las aulas es donde se puede crear un nuevo mundo donde las mujeres no sean 'el segundo sexo'".

Así, con el aumento de la violencia de género que vive nuestra sociedad y para avanzar hacia una igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres, María Trinidad Montes "exige a la Consejería de Educación y Deporte adoptar una serie de medidas, tanto de atención como de implementación de protocolos, para que los centros educativos andaluces sean espacios seguros exentos de violencia machista".

Además, desde CCOO se afirma que debido a la pandemia del Covid-19, el aumento de casos de violencia de género "está siendo mayor", y que esta no solo afecta a la mujer, sino también tiene repercusión sobre sus hijos, a lo que se suma el aislamiento social que está provocando la pandemia. Debido a ello, Montes destaca que "el papel de los centros educativos debe ir más allá y ser espacios seguros donde se atienda de forma específica a este alumnado vulnerable y a sus familias, y ello requiere de tiempo y formación específica para las personas que atienden los distintos programas que se desarrollan en este ámbito".

Por consiguiente, y tal como ya hizo en el pasado año en el seno del Consejo Escolar de Andalucía, donde CCOO presentó enmiendas al Proyecto de Coeducación que fue asumida por unanimidad, el sindicato ha exigido nuevamente a la Consejería de Educación, esta vez mediante registro, la aplicación de una serie de medidas a implementar en los centros educativos para que los planes de coeducación no sean "planes de segunda y se pase del papel a la aplicación real de medidas".

Entre las medidas propuestas, CCOO destaca la adopción medidas de atención y protocolos para convertir los centros en "espacios seguros exentos de violencia machista", debiendo proporcionar a los responsables del plan de igualdad del centro recursos y formación específica debidamente acreditada, así como la dotación horaria para labores de coordinación y gestión de los proyectos, todo ello, además, poniendo en valor la figura de la persona que ocupa la coordinación del citado plan. E, Igualmente, debe implementarse una formación completa en igualdad para toda la comunidad educativa en todos sus ámbitos.

Por todo ello, María Trinidad Montes exige a la Consejería de Educación cumplir con las enmiendas propuestas por CCOO, ya que "no es suficiente la declaración de buenas intenciones, pues cuando a un plan o programa no se le dota de recursos y además se le considera de segunda categoría hace que la igualdad en los centros se convierta en papel mojado".

Contador