Publicado 01/09/2021 14:55CET

Desarticulado un centro de cultivo, envasado y distribución de marihuana en Monachil (Granada)

Guardia civil, en operación contra la droga
Guardia civil, en operación contra la droga - GUARDIA CIVIL

GRANADA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarticulado un centro de cultivo, envasado y distribución al menudeo de marihuana en un domicilio de Monachil, en el área metropolitana de Granada, en el marco de la operación Smaguanas en que han sido detenidos dos varones de 54 y 29 años, este último con numerosos antecedentes policiales.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota, en un registro domiciliario se han incautado 8,195 kilos de marihuana envasada al vacío, de 409 plantas de cannabis sativa, de 380 dosis de resina de hachís, de una envasadora al vacío, de 1.550 euros y de dos armas simuladas de aire comprimido.

La operación se iniciaba cuando los investigadores de la Guardia Civil de La Zubia averiguaban que, en un domicilio de Monachil, había un punto de venta de droga al menudeo regentado por dos individuos, uno de ellos un conocido delincuente con numerosos antecedentes policiales.

Las pesquisas posteriores así lo confirmaron, por lo que los agentes solicitaron autorización judicial para registrar esta vivienda de Monachil donde se sospechaba que había sustancias estupefacientes.

En el registro, los agentes encontraron dos habitaciones, una construida en el sótano de la vivienda con todo lo necesario para cultivar cannabis sativa de manera intensiva en la que crecían 409 plantas gracias a una doble acometida ilegal a la red eléctrica que también fue localizada y desmantelada; y otra junto al salón de la vivienda donde se amontonaban otras tantas macetas cuyas plantas ya habían sido recolectadas

La Benemérita también encontró y se incautó de una envasadora al vacío plastificadora, de bolsas de distintos tamaños, de dinero fraccionado, de una pistola que parecían de fuego real y de una carabina de aire comprimido, y de numerosas dosis de hachís y de marihuana, lo que confirmaba la sospecha inicial, que la vivienda era un punto de venta de droga al menudeo.

Los agentes, no obstante, sospechaban que además de las plantas de cannabis sativa encontradas, tenía que haber más droga en la vivienda. Hicieron un registro más exhaustivo y en la última habitación, donde estaban las macetas recolectadas, bajo una esterilla, localizaron un zulo al que se accedía por una trampilla construida en el suelo en el que los detenidos ocultaban ocho bolsas grandes con marihuana.

Contador