Actualizado 03/09/2021 14:03 CET

Detenida una séptima persona por su presunta implicación en una agresión homófoba ocurrida en Jaén

Archivo - Un agente en la comisaría de Policía Nacional en Jaén.
Archivo - Un agente en la comisaría de Policía Nacional en Jaén. - POLICÍA NACIONAL /ARCHIVO

JAÉN, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Jaén a una séptima persona por su presunta implicación en la agresión física y verbal que sufrió un hombre de 51 años el pasado julio y que supuestamente estuvo ocasionada por la condición sexual de la víctima. Se trata de un hombre de 33 años y supuesto líder del grupo.

Tras los primeros seis arrestos de jóvenes con edades comprendidas entre los 26 y 32 años, las investigaciones de los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV-Personas) continuaron hasta la detención del séptimo joven.

Este "no dudó en ponerse en contacto con la víctima para amenazarle después de que los medios de comunicación se hicieron eco del hecho delictivo", según ha informado este viernes el citado cuerpo.

La víctima había salido presuntamente de su domicilio para comprar hielo, topándose con un joven que lo dirigió hasta el grupo de los arrestados. Estos, al verlo, le increparon con frases soeces, diciéndole que no le querían a su lado con su condición sexual, según relató en su denuncia el hombre, que padecía problemas de espalda que, tras la agresión sufrida, podría complicar su condición física.

Después de las primeras seis detenciones, de las que se dio cuenta a finales de agosto, los investigadores continuaron con sus pesquisas. Sabían que existía una séptima persona que, presuntamente había participado muy activamente en la agresión y vejación, existiendo un video grabado por uno de los arrestados.

Al saber que la policía le estaba investigando, hizo un par de visitas a la víctima y testigo. Esta séptima persona, supuestamente participó activamente, siendo el líder del grupo y uno de los autores materiales que arrojó a la víctima a la fuente. Sin embargo, tanto la víctima como el testigo no quisieron decir nada ni reconocerlo a los investigadores por miedo.

Al parecer, debido al eco de la noticia que había sido trasmitida por los medios de comunicación, el detenido se había personado en el domicilio de ambos amenazándolos para que guardaran silencio.

Los agentes consiguieron identificar al supuesto líder del grupo que permanecía en libertad. Se trataba de un joven de 33 años, delincuente habitual, "conocidísimo en comisaría después de haber sido detenido en 43 ocasiones".

De esta forma, se elevan a siete los detenidos como presuntos autores de la agresión vejación, y amenazas que un hombre sufrió "por el solo hecho de tener una condición sexual diferente a los presuntos autores", según ha señalado la policía, desde la que se ha añadido que el detenido fue puesto a disposición de la autoridad judicial.

Contador

Para leer más