Publicado 04/03/2021 12:56CET

Detenida tras ser sorprendida en un cajero de Granada sacando 2.000 euros de una cuenta ajena

Vehículo de Policía Nacional
Vehículo de Policía Nacional - POLICÍA NACIONAL

GRANADA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Granada a una mujer de 32 años como presunta autora de un delito de estafa realizado mediante 'phishing', tras ser sorprendida en un cajero automático sacando 2.000 euros de una cuenta ajena.

Este movimiento bancario tuvo lugar justo momentos después de que la titular de la cuenta hubiera facilitado sus claves a una mujer por teléfono, creyendo en todo momento que se trataba de una empleada de la entidad bancaria donde tenía depositado su dinero.

La detenida, de nacionalidad venezolana, y residente ilegal en España, donde no le constan antecedentes policiales, ya ha sido puesta a disposición de la autoridad judicial, según ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 17,00 horas, cuando el 091 recibió la llamada de un vigilante de seguridad de la sucursal de una entidad bancaria situada en la zona centro de la ciudad de la Alhambra. Este profesional informaba que tenía retenida a una mujer que supuestamente "había estado sacando dinero del cajero de dicha entidad, durante largo tiempo, y de una cuenta de la que no era titular".

Una vez en el lugar, tras contactar con el vigilante, éste manifestó que había observado cómo la mujer que ahora estaba retenida hacía uso del cajero automático durante un largo espacio de tiempo, infundiéndole sospechas esta actitud, ya que tenía conocimiento de que se estaban produciendo estafas mediante 'phishing' en los cajeros automáticos.

Seguidamente, tras ser preguntada por el vigilante sobre su tardanza en el uso del cajero, la presunta autora de la estafa habría respondido que se encontraba sacando dinero de la cuenta de un amigo para hacerle un favor. Tras comprobar el sistema informático de la sucursal, se pudo comprobar que se habían extraído 2.000 euros de la cuenta de una clienta de la entidad bancaria residente en Asturias, la cual, tras ser contactada, confirmó que le habían sustraído esa cantidad de dinero sin su consentimiento.

Para leer más