Actualizado 30/09/2022 14:08

Detenido en Granada el conductor de un vehículo que transportaba dos kilos de anfetamina por la A-92

Agente de la Guardia Civil junto a lo incautado.
Agente de la Guardia Civil junto a lo incautado. - GUARDIA CIVIL

MORALEDA DE ZAFAYONA (GRANADA), 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha interceptado un turismo en un área de servicio de la A-92, en el término municipal de Moraleda de Zafayona (Granada), que transportaba dos kilos de anfetamina, así como 31 gramos de hachís y dos dosis de cocaína, por lo que ha sido detenido el conductor del coche, un vecino de Sevilla de 42 años como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de sustancias estupefacientes

La actuación tuvo lugar sobre las 23,30 horas del pasado 26 de septiembre en el área de servicio que hay en el kilómetro 214 de la A-92, a la altura de Moraleda de Zafayona, después de que una patrulla coordinada de los Puestos de la Guardia Civil de Salar y Huétor Tájar identificase al conductor de un turismo que les resultó sospechoso.

Los agentes, que desarrollaban labores de prevención de la delincuencia para garantizar la seguridad ciudadana en la zona, se aproximaron a la gasolinera para comprobar que todo se encontraba en orden cuando observaron en la distancia un turismo repostando combustible.

El olfato policial de los guardias civiles les condujo a sospechar de inmediato cuando al comprobar la matrícula se percataron de que tenía la ITV caducada y que el contrato de seguro era temporal para solo quince días.

Por dicho motivo, decidieron esperar a que emprendiera la marcha e interceptarlo más adelante para no entorpecer el servicio de la gasolinera, pero el conductor arrancó el vehículo y se escondió detrás de un edificio, probablemente para no pasar por donde estaban los agentes, los cuales al percatarse de la maniobra se dirigieron directamente en su busca para realizar una verificación más minuciosa.

Al registrar su vehículo encontraron debajo de los asientos traseros una bolsa de plástico que contenía dos kilos de una sustancia sospechosa y al realizarle un narcotest los agentes descubrieron que se trataba de anfetamina. Además, al cachearlo, los guardias civiles también le encontraron tres bellotas de hachís y dos bolsitas con cocaína.

La Guardia Civil trasladó al detenido junto con la droga incautada hasta el acuartelamiento de Huétor Tájar para instruir diligencias por un delito de tráfico de droga.