Le piden dos años de cárcel por no dar de alta a sus empleadas a las que obligaba a trabajar casi 12 horas al día

Audiencia Provincial de Jaén
Europa Press - Archivo
Actualizado 10/12/2018 13:10:21 CET

JAÉN, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén tiene previsto juzgar al dueño de un pub de Jaén al que se le reclama dos años de prisión tras haber sido acusado por la Fiscalía de un delito contra los derechos de los trabajadores por supuestamente no dar de alta en la Seguridad Social a siete empleadas a las que obligaba a trabajar once horas y media y a las que pagaba por día, cuando acababan la jornada laboral.

Además de la pena de prisión, el Ministerio Público le reclama el pago de una multa de 1.620 euros, además de indemnizar a la Tesorería Genera de la Seguridad Social en la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por las trabajadoras que no había sido dadas de alta.

El escrito de acusación provisional de Fiscalía al que ha accedido Europa Press remonta los hechos a enero de 2013 cuando el acusado, J.A.O.V., de 65 años, regentaba un pub en el Polígono de Los Olivares, en Jaén capital.

El Ministerio Fiscal recoge que "actuando con la intención de perjudicar a los trabajadores y de infringir la normativa laboral, dio ocupación de manera simultánea varias camareras, las cuales debían someterse al régimen laboral impuesto por el referido acusado, desde las 15,00 horas hasta las 2,30 horas, pagándoles al finalizar la jornada en metálico".

De esta forma, tras girar varias visitas por parte del subinspector de Empleo y Seguridad Social, se pudo comprobar que, al menos, desde el día 23 d enero de 2013 se encontraban trabajando como camareras tres mujeres a las que el acusado no había dado de alta por lo que "se procedió a realizarlo de oficio por la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social".

En noviembre de 2014 pasó lo mismo con otras dos trabajadoras y en febrero de 2015 con otras dos empleadas. En estos casos, igual que en el primero, se procedió a realizar el alta de oficio.

En el juicio de este martes están llamadas a declarar como testigos cuatro de las siete mujeres a las que el acusado tenía trabajando sin dar de alta, además de policías locales y responsables de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.