Expulsan del país a la presunta cabecilla de un histórico clan dedicado al robo y detenida 60 veces

Publicado 29/11/2019 17:36:49CET
Imagen del 'Clan de las Bosnias' operando en Granada
Imagen del 'Clan de las Bosnias' operando en Granada - POLICÍA NACIONAL

GRANADA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a una mujer de 52 años y origen croata considerada como la presunta cabecilla del denominado "clan de las bosnias", un grupo organizado dedicado a los delitos contra el patrimonio mediante hurtos a turistas en numerosas ciudades de la geografía española, y que llegó a acumular hasta 60 detenciones.

Según ha informado el cuerpo policial en una nota de prensa, las investigaciones llevadas a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Granada han dilucidado que esta mujer recaló en España hace 20 años, tras haber residido previamente en la época de los años 80 y 90 en países como Francia, Alemania, Portugal, Bélgica y Países Bajos, donde se habría dedicado a mismo oficio, constituyendo así su modus vivendi.

Desde el primer momento se identificó verbalmente como ciudadana de Bosnia Herzegovina, probablemente con la intención de evitar ser
reconocida como ciudadana croata y evitar así una futurible expulsión a su país de origen. Al no portar documentación alguna que acreditase su nacionalidad dificultaba su extradición a su país de origen.

En su devenir delincuencial ha recorrido gran parte de la geografía española, siempre acompañada de compatriotas suyas, cometiendo una ingente cantidad de delitos contra el patrimonio, ha estado detenida en más de 60 ocasiones, entre ellas en Granada.

Además, según la Policía Nacional, no siempre se hacía acompañar de las mismas personas, figurando siempre como cabecilla del
llamado "Clan de las Bosnias", que habitualmente estaba formado por
cuatro o cinco mujeres que actuaban de forma organizada para la
sustracción de efectos y dinero a turistas españoles y extranjeros.

Su actividad en España comenzó en Madrid en el año 1999, cuando fue detenida por primera vez. Al poco tiempo abandonó Madrid, hecho que pudo ser provocado por una orden de alejamiento del metro de esta ciudad, donde cometía delitos menores de hurto que en ocasiones se tornaban como robos violentos.

Hay constancia de que en 2001 se trasladó a Sevilla, y en Valencia
estuvo entre los años 2000 y 2004. Otras ciudades que también fueron
asaltadas por esta persona, cometiendo siempre delitos contra el patrimonio, fueron Palma de Mallorca y Barcelona, donde estuvo en 2003.

En Marbella estuvo en 2005 y en Alicante y Benidorm en 2008. En Granada estuvo durante los años 2006, 2008, 2012 y 2013, año este último en que se trasladó a la zona de Málaga, Ronda, Fuengirola y finalmente Marbella donde apareció en 2014. Así iba recorriendo de manera itinerante numerosas ciudades siempre con la misma ilícita forma de subsistencia.

A lo largo de su carrera delincuencial también ha contado con numerosas reclamaciones judiciales, derivadas de estas sustracciones, en juzgados de Madrid, Sevilla, Mallorca, Valencia, Barcelona, Alicante, Málaga, Linares y Granada, donde pareció afincarse en los últimos años.

Según la nota de prensa, esta ciudad sería perfecta para su modo de vida, "habida cuenta de que es una ciudad turística visitada diariamente por multitud de turistas que eran sus víctimas perfectas, al ser personas que vienen de vacaciones, están relajados, no ponen atención sobre sus objetos personales, algunos de gran valor económico, y cuando son robados apenas tienen tiempo de denunciar y seguir ningún proceso judicial contra ellas.

Finalmente ha sido en la ciudad de Granada donde las numerosas
pesquisas realizadas han llevado a que, a través de organismos internacionales como Interpol, se haya conseguido la plena identificación de esta mujer y a determinar su origen croata, lo que, una vez llevados a cabo todos los trámites preceptivos y tras obtener las autorizaciones judiciales pertinentes, el pasado día 26 de noviembre derivó en la expulsión en vuelo directo a Zagreb (Croacia).

Los agentes continúan con las investigaciones respecto del resto de componentes del famoso clan, quienes hasta el momento también se han identificado verbalmente como nacionales de Bosnia Herzegovina.

Contador

Para leer más