Publicado 25/05/2020 13:34:44 +02:00CET

Granada pide al Gobierno una solución para los inmigrantes alojados en polideportivo

El alcalde de Granada, Luis Salvador
El alcalde de Granada, Luis Salvador - AYUNTAMIENTO

GRANADA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Granada, Luis Salvador (Cs), ha pedido este lunes a la Subdelegación del Gobierno una solución de alojamiento para el grupo de inmigrantes argelinos a los que el Ayuntamiento dio cobijo a última hora de este domingo en el polideportivo municipal Paquillo Fernández.

Estos inmigrantes fueran trasladados desde Motril al no haberse encontrado a organizaciones no gubernamentales (ONG) que se hicieran cargo de la situación de un grupo de 17, tras su llegada el pasado jueves por la noche a la dársena motrileña dentro del total de 65 personas de origen magrebí que fueron rescatadas de cinco pateras en aguas de Alborán esa misma tarde.

En rueda de prensa telemática, Luis Salvador ha conminado a la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro, a que dé una solución a lo largo de la jornada de este lunes al grupo llegado a la capital granadina porque, de lo contrario, ha agregado el alcalde, serán trasladados a la Subdelegación y quedarán "en la calle". A las 13,18 horas había 13 inmigrantes en el Paquillo Fernández, han detallado desde el Ayuntamiento.

Ha lamentado que López Calahorro haya sido "incapaz" de resolver la "primera crisis de pateras" de este año, y ha explicado que la gestión del Ayuntamiento en este asunto se basa en no sentar su "precedente" de cara al verano porque la ciudad no tiene "nada que ver" con el mismo, pese a lo cual se ha procedido a "atender de urgencia" a estos inmigrantes esta pasada noche.

Salvador ha acusado, en este sentido, a la Subdelegación del Gobierno de "encogerse de hombros, mirar para otro lado y dejar el problema al Ayuntamiento", cuando tiene el "mando único" por la gestión de la crisis del coronavirus, y a estas personas, que ha indicado que suelen ser más conflictivas que las de otras nacionalidades, "transitando sin control" por la calle, cuando tienen que guardar una cuarentena tras su llegada a territorio nacional.

Ha detallado que el Ayuntamiento de Motril trasladó a los inmigrantes hasta la Subdelegación del Gobierno, y de ahí salieron para la Plaza del Carmen, donde tiene su sede el Consistorio de la capital granadina, en el centro de la ciudad, que le dio cobijo en el Paquillo Fernández y le facilita comida para este lunes. A partir de ahí, ha dejado la solución en manos del Ejecutivo central, en coordinación con ONG y el tercer sector.

Por su parte, en un vídeo remitido a los medios, la subdelegada del Gobierno se ha referido a este asunto agradeciendo la actuación de, entre otros, el Ayuntamiento de Granada, lo cual ha agradecido a su vez el alcalde.

Inmaculada López Calahorro ha explicado que, desde el viernes, estuvo en contacto con la Secretaría de Estado de Migraciones para que pudieran ser acogidos los 65 inmigrantes trasladados a Motril, una vez pasaran las 72 horas que están estipuladas como tiempo máximo en el Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE).

Fue Policía Nacional la que se puso en contacto con el Ayuntamiento de Motril cuando se supo en Subdelegación que no había posibilidad de alojar a los 17 inmigrantes a los que ha aludido el alcalde este lunes.

Sobre las 22,00 horas de este pasado domingo, tuvo conocimiento por el Ayuntamiento de Motril, que enviaba a estas personas a "la puerta" de la Subdelegación del Gobierno en Granada, ha agregado López Calahorro, que ha agregado que, en ese momento, se puso en contacto con Cruz Roja y ésta con organizaciones sociales, que contactaron a su vez al Consistorio granadino.

SUBDELEGACIÓN PIDE "COLABORACIÓN"

En este contexto, ha pedido "colaboración" institucional en casos como éste "sobre todo en estos momentos que son difíciles", y ha indicado que el Gobierno trabaja desde la mañana de este lunes para poder "recolocarlas", en contacto con el Ayuntamiento de Granada.

Preguntada la Subdelegación por el protocolo a seguir en casos como éste, la Subdelegación ha aludido a que "ya existe y que funciona bien" pero que, debido a las actuales circunstancias, en alusión a la situación actual de pandemia, "todo es más complejo y pueden producirse situaciones imprevistas que se resuelven con voluntad, trabajo y la necesaria cooperación institucional, más necesaria ahora que nunca".

Por su parte, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha denunciado este lunes ante el Defensor del Pueblo Español la "grave situación de vulnerabilidad" en la que se encuentran un grupo de inmigrantes que ha cuantificado en 16, que llegaron el jueves en patera a Motril y que fueron dejadas en "situación de calle en Granada" tras pasar las últimas 72 horas en el CATE de la localidad costera.

Fuentes de la entidad afirman que, del total de 65 personas que llegaron al CATE el pasado 21 de mayo, 49 fueron recolocadas en alguna organización social, mientras que 16 de ellas fueron transportadas a las 23,15 horas del domingo desde la ciudad costera hasta la capital, "donde fueron dejadas frente a la puerta de Subdelegación del Gobierno sin ningún tipo de recurso o lugar al que acudir para pasar la noche". Se trata, según sostienen desde la organización, de una "grave vulneración de los derechos fundamentales de estas personas".

Para leer más