Jiménez Barrios denuncia la "agenda oculta" en la negociación PP-Cs para no reconocer el pacto con Vox

Manuel Jiménez Barrios
PSOE
Actualizado 12/12/2018 13:29:06 CET

SEVILLA, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta y consejero de Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática en funciones y diputado electo por Cádiz, Manuel Jiménez Barrios, ha considerado este miércoles que PP-A y Ciudadanos (Cs) pretenden "engañar" a los andaluces al "ocultar" que tienen que contar con Vox para el cambio en el Gobierno andaluz. Además, ha pedido al presidente de Cs, Albert Rivera, que deje de "marear la perdiz" y diga claramente si va a "entregar a Andalucía al PP y a la ultraderecha de Vox".

En declaraciones a Europa Press, Jiménez Barrios ha manifestado que en el día de ayer contemplamos "una reunión sorprendente" entre PP y Ciudadanos en el Parlamento andaluz "donde escondían a Vox", porque ambos partidos hablaban repetidamente de mayorías para un nuevo gobierno sin aclarar a los andaluces que para conformar la mayoría necesaria tienen que contar con el partido de ultraderecha.

"¿Les da vergüenza situarse ante la realidad y que no se les vea juntos o es que pretenden engañar a los andaluces", según ha preguntado Jiménez Barrios, en relación con Vox. En su opinión, esas negociaciones deberían estar presididas por la "transparencia" porque es necesario y exigible "democráticamente que no haya una agenda oculta".

Jiménez Barrios también ha puesto el acento en que las negociaciones están siendo "tuteladas" por dirigentes nacionales del PP y Cs, de manera que en Madrid y Barcelona se decide sobre el destino de esta tierra, mientras que los líderes andaluces de ambos partidos, Juanma Moreno y Juan Marín, respectivamente, están demostrando que "no están a la altura de frenar esa avalancha centralista que tanto daño le va a hacer a Andalucía".

"Sin Vox no es posible el gobierno de cambio al que se refieren PP y Cs una y otra vez, porque ninguno de esos dos partidos ha ganado las elecciones, sino que las han perdido", ha sentenciado el vicepresidente de la Junta en funciones, para quien Albert Rivera, que se presenta "como referente de un partido nuevo y sin ataduras, tendrá que pasar por dos cuestiones claras que pondrán en duda la firmeza y la credibilidad de las que presume: primero entregar la presidencia de la Junta al PP-A y segundo pactar con la ultraderecha".

Ha agregado que entregar la presidencia de la Junta al PP supone una "contradicción" con ese discurso permanente de no apoyar a partidos políticos salpicados por la corrupción. Jiménez Barrios ha recordado a Rivera, por un lado, que el PP es el único partido de España condenado por corrupción y, por otro lado, que los gobiernos de Susana Díaz, en cinco años, "no están incursos en ninguna causa judicial".

Para Jiménez Barrios, "el pacto con Vox es la muestra de la inviabilidad del gobierno que pretenden porque Rivera sabe que la agenda política en Andalucía queda inevitablemente en manos de la ultraderecha, a quien se harán concesiones que Cs tendrá que explicar". Ha indicado que, sin duda, sorprende el silencio "pactado" de Vox para "cobrarse muy caro su apoyo".

Ha señalado que la pretensión de ese partido de ultraderecha es acabar con las autonomías y devolver las competencias de educación y sanidad al estado, poniendo en peligro lo que los andaluces lograron en las calles y con su voto el 4D y el 28F. Ha alertado de que Vox también quiere acabar con leyes como la de Igualdad, la de lucha contra la violencia de género o la de Memoria Democrática, que a todos nos han hecho mejores como sociedad, o con un instrumento tan importante para esta tierra como la RTVA.