Publicado 25/05/2020 17:46CET

El obispo recuerda a quienes viven solos la pandemia en la misa de inicio de la suspendida Feria de Córdoba

El obispo, Demetrio Fernández, oficiando misa en la ermita del Cementerio de la Salud.
El obispo, Demetrio Fernández, oficiando misa en la ermita del Cementerio de la Salud. - DIOCESIS DE CORDOBA

CÓRDOBA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha recordado este lunes a "aquellas personas que han vivido en soledad" la pandemia del coronavirus, lo que ha hecho, precisamente, durante la misa que ha oficiado en honor a la Virgen de la Salud "en su día grande", con la que cada año se inicia la Feria de Córdoba, pero que este año se ha suspendido a causa del Covid-19.

Según ha informado la Diócesis, así lo ha dicho Demetrio Fernández en la ermita situada en el Cementerio de la Salud, que guarda una pequeña imagen de la Virgen a la que cada año se le rinde culto en torno al 25 de mayo, y que ha acogido este día la celebración eucarística, a la que "han acudido numerosos fieles, respetando en todo momento el aforo permitido por las circunstancias actuales y las medidas sanitarias obligatorias".

Este año la celebración ha sido aún más especial, como ha comentado el prelado en su homilía, puesto que la Feria no se podrá disfrutar debido a la pandemia, "pero sí tenemos lo esencial, a la Virgen". Así, tras recordar que en años anteriores la gente se ha agolpado a las puertas de esta ermita para saludar a la Virgen, antes de ponerse en camino hacia la Feria, el obispo ha resaltado el gran interés que tenía de acudir a esta ermita para celebrar la misa "en nombre de toda la ciudad de Córdoba".

En cuanto a la pandemia en sí, Demetrio Fernández ha indicado que, "aunque nos ha afectado menos que en otros lugares, hoy queremos pedirle a la Virgen especialmente por aquellas personas que han vivido solas todo esto, aisladas totalmente", pues "han sido miles las que se han visto sin nadie a su lado, y por eso hemos de pedirle a la Virgen de la Salud este año que nos mire con amor, nos proteja y cuide de nosotros".

El pastor de la Diócesis, quien ha aludido a cómo "hemos aprendido en este tiempo a valorar todo, porque cuando uno pierde algo que valora, lo valora más que nunca", ha concluido su homilía dando "gracias a Dios por todos los sanitarios" y pidiendo a la Virgen "que llegue a todos los hogares, llevando la salud del alma y del cuerpo".