Actualizado 18/04/2020 18:54 CET

Satse pide al SAS que realice test del Covid-19 a "todos los profesionales que usaron las mascarillas retiradas"

Mascarillas retiradas
Mascarillas retiradas - Satse

SEVILLA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de enfermería Satse en Andalucía tras conocerse la retirada de las mascarillas FFP2 del fabricante 'Garry Galaxy' ha solicitado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) que se realicen test diagnósticos de forma urgente a todos los profesionales que han utilizado estos equipos.

El sindicato ha explicado en un comunicado que, según los datos ofrecidos por la propia Junta de Andalucía, han sido 68.400 las mascarillas de este modelo "remitidas por el Ministerio de Sanidad y distribuidas por los centros sanitarios de toda Andalucía".

Por ello, Satse ha explicado que "para acabar con la lógica preocupación de los profesionales, reclama al SAS que, por responsabilidad, se les realice inmediatamente los test diagnósticos para comprobar que no se han contagiado por coronavirus a todos los profesionales sanitarios que hayan utilizado este tipo de mascarillas y que han estado expuestos en situaciones de riesgo en el manejo de pacientes Covid-19".

Con este fin, el sindicato solicita que los Distritos Sanitarios y Hospitales en las que se habían distribuido, "localicen a los potenciales profesionales que hayan utilizado los equipos defectuosos para ponerlos en situación de aislamiento preventivo".

Satse ha realizado esta petición tras conocer el viernes que, desde la Dirección General de Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia del Ministerio de Sanidad, se ha notificado a las comunidades autónomas que las mascarillas FFP2 del fabricante 'Garry Galaxy', con envase verde, "deben ser retiradas inmediatamente dado que no protegen adecuadamente con arreglo a las especificaciones indicadas por la norma".

"Esta retirada urgente se ordena en base a análisis realizado por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (Insst)", ha explicado Satse, precisando que "según el Ministerio de Sanidad, el fabricante forma parte del listado de proveedores autorizados por las autoridades chinas y todos los productos suministrados cuentan con el preceptivo marcado CE, sin embargo, respecto a la partida contenida en envases verdes, se ha advertido una incidencia en relación al cumplimiento de las especificaciones de la norma UNE 149:2001+A1:2010".

El sindicato de enfermería ha asegurado que va a "estar vigilante para controlar que a todos los profesionales sanitarios que hayan utilizado estas mascarillas retiradas se les realice el test diagnóstico y en, caso contrario, el sindicato se reserva su derecho a emprender cualquier tipo de acción".