Publicado 03/02/2022 14:03

Vox sitúa "responsabilidades políticas" por "despilfarro e irregularidades" en Faffe en Chaves, Griñán, Díaz y Montero

Manuel Gavira, este jueves
Manuel Gavira, este jueves - VOX

SEVILLA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario Vox atribuye, en sus propuestas para el dictamen de la comisión de investigación del Parlamento sobre la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) "responsabilidades políticas" por el "despilfarro" y las "irregularidades" cometidas en el citado organismo en los expresidentes de la Junta Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz, así como en la exconsejera de Hacienda y actual ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, entre excargos de los anteriores gobiernos socialistas.

En su documento, Vox considera que también hay que "exigir responsabilidades políticas" a los exconsejeros de Empleo José Antonio Viera, Antonio Fernández, Antonio Ávila y Manuel Recio, y al exconsejero de Empleo, Empresa y Comercio José Sánchez Maldonado, por haber "desempeñado cargos de carácter político en la Junta durante el funcionamiento y proceso de liquidación e integro en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE)".

Para Vox, Chaves y Griñán, en su doble condición de secretarios generales del PSOE-A y de presidentes de la Junta, "tuvieron conocimiento desde el primer momento de las irregularidades en las subvenciones en materia de Formación Profesional para el Empleo".

También plantea exigir "responsabilidades políticas a todo cargo político cuyos parientes se integran en la administración sin haber concurrido en los procedimientos legales establecidos", algo con lo que Vox se refiere al caso de la esposa del secretario general del PSOE-A, Juan Espadas.

A este respecto, el portavoz de Vox en el Parlamento, Manuel Gavira, ha manifestado este jueves, en declaraciones a los periodistas durante una visita a Archidona (Málaga), que la comisión de investigación ha tenido "dos momentos fundamentales, uno la declaración de la esposa de Espadas y otro la presencia de líderes socialistas que dieron la callada por respuesta hurtando al Parlamento lo que ha sucedido en estos años de corrupciones socialistas". Ha indicado que en la comisión se "tendrían que dilucidar responsabilidades políticas que desgraciadamente no vamos a tener", pero existe una "alternativa, que es la que lidera Vox en los juzgados llevando a cabo actuaciones judiciales para conocer lo que ha sucedido".

Ha agregado que piden que el Gobierno de Juanma Moreno sea "transparente y que la regeneración no se quede simplemente en palabras" porque desde el actual Ejecutivo andaluz se "está obstruyendo la labor que Vox desempeña en los juzgados". Ha indicado que no saben qué persigue la Junta con esa actitud y si tiene un "pacto oculto y secreto" con el PSOE-A para "tapar las corrupciones" socialistas para a su vez tapar "escándalos" del PP.

Para Vox, lo trabajado en la comisión de investigación debe servir en todo caso para favorecer "a la propia justicia a encaminar cada una de las posibles irregularidades que se encuentran aún en trámite de instrucción", y debe servir también "para prevenir y enmendar cada uno de los indicios, aspectos, entes y actuaciones que puedan seguir dando lugar a posibles irregularidades y como resultado, disponer de un mayor aprovechamiento, eficacia y control tanto del gasto público como de la administración".

En lo que concierne a las comparecencias y por ende al modo de proceder que la comisión ha tenido durante todo su desarrollo, se señala que "al ser meramente un juicio político, gran parte de los citados comparecientes no han mostrado la suficiente seriedad y compromiso para declarar y esclarecer el objeto de esta comisión".

Además, según Vox, "la declaración o no en las comparecencias de esta comisión no han provocado responsabilidades políticas en ninguno de los casos a pesar de que se hayan expuesto evidencias para ello". "Ha quedado comprobado el poco compromiso que los citados han tenido para esclarecer cada una de las cuestiones pendientes y de igual modo, la nula colaboración de la administración de la Junta con la Justicia en todo lo que ha concernido a la comisión de investigación, lo cual se demuestra en la negación de investigar los enchufes de la Faffe en una causa general".

Para Vox, en este sentido, el resultado de la comisión de investigación debe ser primordialmente "una herramienta de colaboración con la propia justicia y que sea dicho poder, y no el ámbito político, quien lleve a cabo las decisiones oportunas para dirimir cada una de las posibles irregularidades que esta Comisión no ha podido sacar a la luz, así como dictar las sentencias oportunas a sus correspondientes responsables".