Actualizado 13/07/2009 19:29 CET

El alcalde de La Luisiana dimite y abandona IU por diferencias con la dirección regional y el caso de Caballero

Gutiérrez Arregui descarta una "crisis" del Gobierno municipal y la semana que viene se reunirá con la asamblea local

LA LUISIANA (SEVILLA), 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de La Luisiana (Sevilla), Eduardo Tamarit, ha abandonado la militancia de IU-CA y ha puesto su cargo y su acta de concejal a disposición del partido tras 15 años gobernando con mayoría absoluta, una renuncia decidida ya "hace meses" y que se consuma al manifestarse este veterano alcalde "en desacuerdo" con la deriva en la que, a su juicio, ha caído en Andalucía la federación de izquierdas, que "no tiene nada que ver" con la idea original del proyecto.

En declaraciones a Europa Press, Eduardo Tamarit informó de que ya ha comunicado al coordinador provincial de IU-CA, Manuel Gutiérrez Arregui, su baja oficial de la militancia y su renuncia a la Alcaldía y a su acta de concejal, si bien anunció que mantendrá sus poderes como primer edil hasta que la asamblea local de IU-CA designe a un sucesor, porque según dijo su abandono deriva de un desacuerdo con la dirección andaluza de IU pero no por diferencias con las estructuras provincial y local, con las que dijo sentirse cómodo.

Tamarit, que desde hace 15 años gobierna La Luisiana con mayoría absoluta, aseguró contar con todo el respaldo de la Coordinación provincial de IU-CA y con su asamblea local, cuyos militantes "me han pedido que no me vaya", pero aludiendo a la dirección andaluza de IU, encabezada por Diego Valderas, advirtió de que está ya "cansado de tantas peleas y problemas". "No es justo que te quieran más fuera de tu partido que dentro", señaló.

Al respecto, explicó que la defenestración de la que fuera portavoz parlamentaria de IU-CA, Concha Caballero, "me cayó muy mal", por lo que reconoció que el caso de esta dirigente enfrentada a Diego Valderas ha pesado "sobre todo", como uno de los principales motivos que llevan llevado a adoptar esta "difícil" decisión. "Me voy", insistió.

Manuel Gutiérrez Arregui, de su lado, informó a Europa Press de que, efectivamente, el partido tiene constancia de la baja de Tamarit y su salida del Ayuntamiento de La Luisiana, pero descartó cualquier "crisis" en el Gobierno municipal de IU-CA porque entre el todavía alcalde, los miembros de su gabinete y la militancia del municipio "no existe ningún tipo de problema".

En ese sentido, lamentó la marcha de Tamarit al tratarse de un alcalde experimentado y anunció que la cúpula provincial del partido se reunirá la semana que viene con los miembros de la asamblea local de IU-CA para resolver la sucesión del alcalde, quien ha asegurado que seguirá gobernando hasta que la federación de izquierdas arregle su relevo.