Asociación Veritas lamenta que la Audiencia de Sevilla rechace reabrir un caso contra el psiquiatra Javier Criado

El psiquiatra Javier Criado, a su entrada al juzgado
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 12/12/2018 17:52:24CET

SEVILLA, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Víctimas de Abusos Veritas, que promueve la modificación del Código Penal para que los delitos de abusos y agresiones sexuales no prescriban, "sufrió un revés esta semana" después que la Audiencia Provincial de Sevilla haya desestimado el recurso de apelación contra la denegación de la reapertura de un caso contra el psiquiatra sevillano Javier Criado.

Según informa la asociación, Concepción Ruiz, presidenta de la entidad, denunció a Criado por unos hechos constitutivos de delito continuado de abuso sexual ocurrido entre 1998 y 2000 en la consulta del médico sevillano.

La letrada de Veritas, Inmaculada Torres, presentó dicho recurso de apelación en el Juzgado de Instrucción número 18 de Sevilla, alegando contar con nuevas pruebas contra Javier Criado. En concreto, los testimonios contenidos en las denuncias formuladas por otras 26 mujeres en el Colegio de Médicos de Sevilla, que también aseguraban "haber sufrido dolorosas vejaciones, humillaciones o abusos contra su integridad sexual y psíquica y su dignidad como persona" por parte de Criado, según afirma Torres.

Sin embargo, el auto de la Audiencia, por el que se rechaza reabrir el caso, resume que ese no es motivo suficiente para la reapertura, argumentando que son hechos individuales y que cada uno debe ser juzgado de forma particular.

"CRIADO DEBERÍA PEDIR PERDÓN PÚBLICAMENTE"

Para la presidenta de Veritas, "la ley no es justa, porque el hecho de que varias personas hayamos confluido por causa de un mismo agresor debería ser suficiente como para poder denunciar juntas".

"A pesar de las adversidades, todas hemos intentado rehacer nuestras vidas, caminar hacia adelante y sin rencor. Hay quienes han superado en mayor o menor medida este trauma, y aunque creo que nunca se producirá, Criado debería pedirnos perdón públicamente. Eso nos ayudaría mucho a todas", explica la presidenta de la Asociación Veritas en un comunicado.

Hay que recordar que los plazos que marca la Ley actual son "muy cortos", para la asociación, que precisa que los delitos de abusos sexuales prescriben a los cinco años y los de agresión sexual a los diez años. "Para remediar este problema que provoca que muchos de estos delitos queden impunes", desde la Asociación Veritas se inició una ronda de contactos en el Congreso de los Diputados, con algunos grupos parlamentarios, para promover la reforma del Código Penal.

Por otra parte, la abogada Inmaculada Torres, quien también defiende los intereses de la única víctima "cuyo caso sí sentará en el banquillo de los acusados a Javier Criado", ha presentado un recurso ante el Juzgado de Instrucción que ha ordenado la apertura de juicio oral contra el citado médico, "para que aclare si en el citado juicio el acusado se enfrentará a la acusación por un delito continuado contra la integridad moral, como pide el Ministerio Fiscal y la propia acusación particular, o además se enfrentará a los cuatro delitos de lesiones, uno por cada día de consulta, por los que se le acusa sólo por la víctima".

Torres solicitó el pasado mes de noviembre una condena de 14 años y medio de prisión para el psiquiatra sevillano como presunto autor de un delito continuado contra la integridad moral y cuatro delitos de lesiones por el trato dado a una de sus pacientes, así como el pago de 40.000 euros en concepto de responsabilidad civil por los perjuicios físicos y psíquicos sufridos, así como los daños morales causado a esta mujer.

Sin embargo, la instructora del caso, Ana Escribano, abrió juicio oral contra Javier Criado en una resolución judicial con fecha 23 de noviembre sólo por un delito continuado contra la integridad moral, imponiendo una fianza de 7.000 euros, pedida por el Ministerio Fiscal.

A la espera de que se resuelva este recurso, la Asociación de Víctimas de Abusos Veritas continúa con su campaña nacional de recogida de firmas a través de la plataforma online Change.org para promover su causa, con casi 100.000 firmas en su haber.