Actualizado 17/11/2015 15:36 CET

El presupuesto de Diputación crece un 2,58% en 2016

SEVILLA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

  

El proyecto presupuestario de la Diputación de Sevilla y sus organismos y sociedades para el año 2016 asciende a más de 416,86 millones de euros tanto en ingresos como en gastos, frente a los 406,37 millones presupuestados para el ejercicio en curso, lo que implica un crecimiento del 2,58 por ciento. En el nuevo presupuesto, principalmente, crecen las partidas destinadas a ofrecer liquidez a los ayuntamientos y figura un fondo de 600.000 euros para una futura convocatoria de empleo público.

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos (PSOE), ha presentado este martes el proyecto presupuestario de la institución para el año 2016.

A grandes rasgos, el nuevo presupuesto de la institución provincial está marcado por 263,5 millones de euros destinados a gastos no financieros entre los que destacan, principalmente, casi 119 millones de euros en gastos de personal, --es decir salarios y cotizaciones a la Seguridad Social--, 31,45 millones en gastos corrientes, bienes y servicios, 57,9 millones de euros en transferencias directas a los ayuntamientos, --cinco de ellos en un nuevo Plan de Urgencia Municipal (PUM)--, 29,4 millones de euros en "inversiones reales", 6,26 millones para el fondo de contingencia e imprevistos y 18,4 millones a transferencias de capital.

En el plano de los gastos financieros, figuran 8,9 millones de euros para la amortización de deudas, que cae un 41,6 por ciento respecto a 2015, y 1,14 millones de euros en intereses bancarios, aspecto que baja un 39,7 por ciento respecto al año pasado, toda vez que también figuran "activos financieros" por valor de 144,4 millones de euros.

LIQUIDEZ PARA LOS AYUNTAMIENTOS

Estos 144 millones de euros, según ha expuesto Fernando Rodríguez Villalobos, serán destinados sobre todo a medidas de liquidez "a coste cero" en favor de los ayuntamientos de la provincia. Y es que excepto 1,35 millones dedicados a ofrecer "préstamos" a la plantilla de la institución, los 143 millones de euros restantes se traducirán en líneas de anticipos extraordinarios a las entidades y ayuntamientos de la provincia, canalizando 60 millones a través del Organismo Provincial de Asistencia Económica y Fiscal (Opaef).

En términos generales, el capítulo de personal crece un 0,53 por ciento y copa el 28,5 por ciento del total del presupuesto porque aunque contempla el pago de la mitad de la paga extraordinaria de Navidad retenida en 2012 por decreto Ley del Gobierno central y una subida salarial del uno por ciento, median numerosas "jubilaciones", toda vez que los gastos corrientes caen un 0,92 por ciento y las inversiones reales suben un 10,79 por ciento, --de 26,5 millones de 2015 a 29,4 millones en 2016--, si bien recordemos que el año 2015 estuvo marcado por una caída de casi el 38 por ciento en este concepto.

Por partidas a aplicar, el servicio provincial de bomberos cuenta con 15,3 millones de euros, las políticas de "asistencia social primaria" más de 70,5 millones, --con 24 millones para servicios de dependencia, 12,1 millones para los servicios sociales comunitarios y más de seis millones a las residencias de mayores de la institución provincial--, y las políticas de "fomento del empleo" copan 36,7 millones de euros, toda vez que las acciones de promoción cultural suman casi cuatro millones y la promoción del deporte 2,8 millones de euros, aspecto en el que Villalobos anuncia un "plan especial de infraestructuras deportivas", para garantizar "un mínimo" de instalaciones a todos los municipios. En concreto, este plan de actuación en instalaciones contaría con 3,28 millones.

PARTIDA A PARTIDA

La partida para la conservación de la red provincial de carreteras cuenta con algo más de seis millones de euros y las políticas relacionadas con la educación suman más de 13,8 millones de euros, con el mantenimiento de las residencias de estudiantes dependientes de la Diputación. Las partidas para cooperación al desarrollo internacional, de otro lado, cuentan con 1,3 millones de euros y el nuevo presupuesto incluye, como novedad, 600.000 euros para una oferta de empleo público un plan de cobertura de vacantes cuyos términos aún están por perfilar por parte de la Institución provincial.

Por lo que se refiere a los ingresos previstos, la Diputación espera contar con ingresos por valor de 228 millones de euros en materia de "transferencias corrientes" y 34 millones de euros por "transferencias de capital", mientras se prevén más de 42 millones por impuestos directos o indirectos, 25,2 millones por tasas y 1,35 millones por ingresos patrimoniales, principalmente.

Así, Fernando Rodríguez Villalobos ha defendido que estos presupuestos están marcados por el agotamiento del techo de gasto no financiero que permite la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, el crecimiento de las inversiones reales y el incremento de los fondos destinados a ofrecer liquidez "a coste cero" a los ayuntamientos de la provincia, aspecto este último que sube más de un diez por ciento respecto a 2015. Además, ha defendido que el 63 por ciento de los 263 millones de euros contabilizados como gasto no financiero se dedican a "políticas sociales", cálculo en el que se incluyen los gastos de personal de todos los programas promovidos en la materia.

Finalmente, Fernando Rodríguez Villalobos ha expuesto que entre marzo y abril de 2016 la Diputación tendrá datos sobre la liquidación del ejercicio presupuestario 2015, con idea de aprovechar los excedentes de dicha liquidación en un nuevo plan Supera gracias al cual dichos excedentes económicos serán aplicados por los ayuntamientos de la provincia.