Publicado 05/04/2021 13:24CET

El Ayuntamiento de Sevilla tramita 268 expedientes en 2020 por riesgo de perder la vivienda y adquiere 66 pisos vacíos

Archivo - El gerente de Emvisesa, Felipe Castro, y el delegado de Bienestar Social, Juan Manuel Flores, en una imagen de archivo
Archivo - El gerente de Emvisesa, Felipe Castro, y el delegado de Bienestar Social, Juan Manuel Flores, en una imagen de archivo - AYUNTAMIENTO DE SEVILLA - Archivo

SEVILLA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Oficina Municipal del Derecho a la Vivienda (OMDV) de Sevilla ha tramitado en 2020 unos 268 expedientes de personas en riesgo de perder sus viviendas, con lo que el número total de documentos tramitados por la entidad, que arrancó en mayo del pasado año 2016, alcanza los 1.660.

En este sentido, el 74 por ciento de los expedientes se ha resuelto y el resto está aún abierto al hallarse inmerso en procesos judiciales o porque se está pendiente de un acuerdo, entre otras factores, tal y como ha destacado este lunes en rueda de prensa el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Manuel Flores.

"No hay ninguna persona o familia que haya completado el proceso, que cumpla con los requisitos sociales y que no haya alcanzado un acuerdo o una alternativa habitacional acorde con sus ingresos", ha afirmado el concejal del ramo, al tiempo que ha destacado que el 21 por ciento de los expedientes (361) que han llegado a dicha oficina se corresponden con población en situación vulnerable que cumple los requisitos de ingresos para obtener un certificado de excepcionalidad. En estos casos les corresponde una vivienda social que se ha tramitado ya o se está tramitando desde la Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla (Emvisesa).

En cuanto a la procedencia de las familias afectadas por esa situación --en riesgo de pérdida de sus viviendas--, hay expedientes abiertos en todos los distritos de la ciudad, incluidos Los Remedios, Nervión o Casco Antiguo. "Pero los más numerosos siguen siendo Cerro Amate, Norte y Este-Alcosa-Torreblanca, que son también los distritos con más población", ha afirmado Flores.

De este modo, de los expedientes registrados los más habituales son inquilinos con problemas de pago de alquiler (592 casos) seguido de ocupaciones ilegales (427) y de viviendas en propiedad (290); en su mayoría, (53%) siguen teniendo relación con entidades bancarias aunque los particulares alcanzan ya el 31 por ciento.

Asimismo, en lo respecta a las resoluciones, en el 12 por ciento de los casos se ha logrado acuerdos con los propietarios y "sólo un 4,8% se ha negado a entablar esa negociación, porcentaje se ha reducido en los últimos años, lo que refleja una mayor disposición al diálogo y a la búsqueda de acuerdos extrajudiciales", quien ha subrayado la labor de la OMDV como "herramienta crucial para atender a familias con problemas habitacionales, para que nadie se quede sin ese recurso aunque sea de un modo transitorio".

El número de expedientes tramitados en 2018 "no se ha disparado en relación a periodos anteriores, pero no podemos bajar la guardia porque la repercusión de la pandemia del coronavirus seguirá teniendo efectos importantes y, en ese sentido, seguimos preparado para tener los recursos necesarios con los que hacer frente a esos problemas acuciantes", ha asegurado Flores.

ADQUISICIÓN DE VIVIENDAS VACÍAS

El delegado de Hábita Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, ha valorado el programa de compra y alquiler de viviendas vacías, que arrancó en enero de 2018, y que dispone de un presupuesto total de 11,3 millones de euros.

Durante ese periodo se han ejecutado 66 operaciones de compra de vivienda, con un desembolso de 3,6 millones de euros, es decir, 54.912 euros de media por vivienda.

En estos momentos hay 355 solicitudes presentadas, de las cuales 126 son válidas, si bien "aún se pueden presentar", ha señalado Muñoz, quien ha mostrado su "satisfacción por el desarrollo de la iniciativa y por la respuesta de los propietarios".

"El objetivo que se ha marcado este equipo de gobierno es adquirir unas 30 viviendas vacías al año y ampliar así el parque público del Ayuntamiento". Se trata de un modelo por el que "se han interesado otras ciudades españolas". El valor de la vivienda se calcula según tasación aunque con un máximo de 118.000 euros.

Contador