Actualizado 07/01/2012 16:11 CET

CCOO-A pide establecer un "límite absoluto" a los directivos de los bancos que han recibido ayudas públicas

SEVILLA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El sindicato de Servicios Administrativos y Financieros de CCOO en Andalucía, Comfia-CCOOA, ha valorado "muy positivamente" la decisión del Gobierno de solicitar al Banco de España informes sobre los salarios de la cúpula de entidades financieras que han recibido ayudas públicas, pero además pide que se establezca un "límite absoluto" a los salarios de los mismos y que se estudien también los sueldos de "consejeros y alta dirección de todas las entidades del sector financiero".

   En declaraciones a Europa Press, el secretario general de Comfia, Iñigo Vicente, ha mostrado su apoyo a los "requerimientos de máximo nivel de transparencia y de limitación de la remuneración" de las cúpulas de las entidades financieras que han sido rescatadas, planteamientos que "coinciden" con las peticiones que el sindicato "viene realizando desde hace bastantes años".

   No obstante, la propuesta del sindicato se extiende a dos cuestiones "fundamentales". La primera sería la "máxima transparencia" en cuanto a las remuneraciones de consejeros y alta dirección de "todas las entidades del sector financiero, con máximo nivel de detalle sobre dichas remuneraciones, incluyendo su individualización".

   Asimismo, CCOO aboga por la "proporcionalidad y limitación de dichas remuneraciones", de manera que "se establezca un principio de proporcionalidad vinculado con beneficio de la entidad". Del mismo modo, para las entidades que hayan recibido ayudas públicas o hayan sido 'rescatadas', el sindicato propone la fijación de un "límite absoluto como se hizo en Alemania en Estados Unidos en la primera fase de la crisis, limitando a 500.000 euros o dólares volumen individual de remuneración".

   Vicente ha apuntado que el sindicato "no descarta" presentar esta propuesta ante el Ministerio de Economía, después de que el pasado 11 de noviembre hicieron llegar una carta con sus requerimientos a la Dirección General del Tesoro, a la Comisión Nacional de Valores de Mercado y al Banco de España.