Actualizado 12/05/2012 19:56 CET

Crespo valora la decisión de TSJA sobre acampadas del 15M, que "no entran en legalidad" y espera colaboración

La Delegada Del Gobierno En Andalucía, Carmen Crespo
EUROPA PRESS

SEVILLA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha valorado la decisión de la sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de denegar el recurso del colectivo 15M contra la prohibición de concentraciones en la plaza de la Encarnación de Sevilla, que "pretendía prolongarse durante días como acampada" y espera que haya "colaboración" de los manifestantes en los actos programados por el aniversario de dicho movimiento.

En declaraciones a los periodistas, Crespo ha indicado que el Gobierno de España, Ministerio de Interior, Delegación del Gobierno en Andalucía y subdelegaciones del Gobierno en todas las provincias "tenemos muy claro que todo el mundo tiene derecho a manifestarse con libertad, es un derecho constitucional y es absolutamente respetable y respetado".

No obstante, recuerda que el derecho de manifestación "debe ir compaginado con el derecho de las personas que no quieren manifestarse, que no quieren tener altercados ni dificultades por el hecho de que haya personas manifestándose".

En ese punto, Crespo ha explicado que "las personas que en tiempo y forma han pedido manifestarse en un lugar determinado se le ha dado autorización pertinente", aunque ha precisado que "hay organizaciones que han pedido no una manifestación al uso con horario y sitio, sino pretendían que su protesta se prolongue durante días y haya una especie de acampada en un sitio determinado durante mucho tiempo".

"Eso no entra dentro de la legalidad y se le denegó la petición y, en ese sentido el colectivo fue al TSJA y ahora la sala de lo contencioso administrativo le ha dado la razón a la Subdelegación del Gobierno, algo que vemos muy positivo y que demuestra que podemos hacer entre todos una convivencia en paz", ha agregado Crespo.

La delegada del Gobierno ha reiterado por tanto que "los ciudadanos tienen derecho constitucional de manifestarse libremente, y la Delegación del Gobierno está por la labor de que esas personas se manifiesten en paz y velemos por que los manifestantes no tengan dificultades y realmente se manifiesten como tienen derecho, pero también hay que garantizar que los demás ciudadanos tengan la posibilidad de estar en paz y no manifestarse".

Asimismo Crespo indica que se pretende evitar que "planteamientos no legales" afecten a comercios o vecinos o personas y espacios que estén colindantes "cuando se trata de cuestiones que legalmente no son correctas".

LABOR PREVENTIVA

Por ello, asegura que la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado harán una labor "preventiva" y mediarán "entre los que se quieran manifestar, para que lo hagan libremente, y los que opten por no manifestarse y evitar que acciones no legales puedan producir algunos problemas o altercados de orden público o molestias a personas que no se estén manifestando o tengan comercio en los alrededores, por comportamientos que encima no son legales".

Crespo ha recordado que en España "ya hemos tenido otros casos al respecto y han existido acampadas en sitios determinados que no han beneficiado a nadie, ni a los que han acampado ni a comerciantes ni a viandantes ni a personas que pasaban por allí".

Por ello, espera que los manifestantes "tengan conciencia lógica y cumplan con la legalidad, espero que entre todos colaboremos", ya que, según ha reiterado "se intenta que entre todos seamos democráticos y haya convivencia en paz, de forma que el que se quiera manifestar que se manifieste dentro de la legalidad y quien no lo quiera hacer no lo haga y tenga toda la libertad para no hacerlo".

Ha precisado que el dispositivo "será el mismo que el que se establece cuando hay manifestaciones, el dispositivo al uso".