Actualizado 30/12/2019 12:51 CET

Desarticulan en Sevilla una organización dedicada a recolectar marihuana y vender en Europa

Operación Ángel, en Dos Hermanas (Sevilla), contra el tráfico de marihuana
Operación Ángel, en Dos Hermanas (Sevilla), contra el tráfico de marihuana - POLICÍA/GUARDIACIVIL

SEVILLA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, en el marco de la Operación 'Ángel' desarrollada en Dos Hermanas (Sevilla), han detenido a cuatro presuntos autores de delitos contra la salud pública y pertenencia a organización criminal que supuestamente operaba exportando y vendiendo marihuana a Europa.

En un comunicado, han explicado que el grupo supuestamente se dedicaba a la recolecta de marihuana seca en cogollos, en distintas plantaciones de la provincia para, una vez procesadas y envasadas al vacío, enviarlas utilizando un sofisticado sistema de ocultación, ya que usaban contenedores de grandes dimensiones simulando ser generadores eléctricos que facilitaba su pase por las fronteras con destino Holanda y Alemania.

La investigación comenzó hace más de dos meses, cuando agentes de la Policía Nacional supieron que una persona, de la que solo conocían su apodo, se dedicaba al tráfico de estupefacientes, en concreto al envío de cantidades importantes de marihuana. Fruto de las primeras investigaciones, constataron que usaba distintos vehículos y utilizaba férreas medidas de seguridad que dificultaban las vigilancias discretas sobre ella.

Según han añadido en el comunicado, dentro de las diferentes colaboraciones y coordinaciones entre Policía Nacional y Guardia Civil para la lucha contra el tráfico ilegal de sustancias estupefacientes, los dos cuerpos policiales manejaban la misma información, por lo que se aunó el trabajo y actuaron de forma conjunta.

Así, descubrieron la identidad de la persona investigada, presunta cabecilla de un entramando criminal y supuestamente encargado de dirigir y ordenar dónde y cuándo recoger la marihuana, así como dónde debían trasladarla. También localizaron la parcela donde se almacenaba toda la sustancia estupefaciente para darle salida al extranjero.

ROLES REPARTIDOS

Las demás gestiones permitieron identificar al resto de presuntos miembros de la organización, tres personas también detenidas, con un reparto de roles perfectamente definidos dentro de la organización, ya que, por un lado, había un encargado de recolectar la marihuana y llevarla al punto de preparación, utilizando para ello siempre vehículos de alquiler.

También había un responsable que introducía la droga en contenedores camuflados como generadores eléctricos para evitar la acción policial en el momento del cruce de la frontera y un tercero encargado de franquear la puerta de la parcela, centro neurálgico de la organización, que se mantenía abierta cuando era avisado durante el menor tiempo posible para no estar expuestos a la acción policial.

Ante estos hechos y pruebas, el 5 de diciembre llevaron a cabo el registro de forma conjunta en la parcela, donde los agentes se incautaron de 124 paquetes envasados al vacío que arrojaron un peso de 130,07 kilogramos de marihuana seca en cogollos, tres contenedores de grandes dimensiones simulando ser generadores eléctricos donde se ocultaba la droga, una máquina envasadora al vacío o diferentes utensilios para fabricar cámaras de cultivo de marihuana.

También intervinieron una balanza industrial, una furgoneta marca Ford, Modelo Transit utilizada para dar portes, dinero en efectivo, diversa documentación de envío de maquinaria eléctrica --donde iba guardada la droga-- a Hamburgo (Alemania).

Los cuatro detenidos, a los que se les imputan los presuntos delitos contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal, han pasado a disposición de la autoridad judicial, que ha decretado prisión provisional inmediata para todos ellos.