Publicado 28/04/2018 10:18CET

Detenidas en La Rinconada (Sevilla) cuatro personas acusadas de un robo de gallos de peleas

LA RINCONADA (SEVILLA), 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de La Rinconada (Sevilla) ha detenido a cuatro personas por un presunto delito de robo de gallos de peleas, así como por un supuesto delito de maltrato animal, e investiga a una quinta persona por su posible complicidad en los hechos.

Según informa este sábado la Benemérita en una nota, esta actuación se ha desarrollado después de que agentes de investigación de la Guardia Civil de La Rinconada tuvieran conocimiento de un robo con fuerza en las cosas ocurrido en el interior de una explotación federada de gallos de peleas de raza combatiente español, en el término municipal de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla).

Los supuestos autores accedieron al interior de la finca y forzaron las medidas de seguridad de la zona donde se encontraban las jaulas con las aves. Una vez allí, presuntamente sustrajeron 14 gallos y dos gallinas de crías, todas ellas "de gran valor en el mercado", alcanzando los 10.000 euros aproximadamente.

Por parte de la Guardia Civil se iniciaron las investigaciones al objeto de averiguar la identidad de los supuestos autores y esclarecimiento del ilícito penal.

Tras "arduas gestiones" para la localización e identificación de los supuestos autores, se procedió a la detención de cuatro personas como presuntas autoras materiales del robo, así como por un delito de maltrato animal, al tiempo que se investiga a una persona más por su posible complicidad en los hechos.

La mayoría de los animales han sido recuperados y algunas aves presentan daños "de diversas consideraciones", tales como amputaciones, heridas múltiples por el cuerpo, pérdida de ojo, rotura de picos y otras lesiones, quedando "de manera evidente" que han sido sometidas a peleas de gallos clandestinas, así como "síntomas evidentes de mala alimentación por encontrarse los animales desnutridos", teniendo que ser asistidos por veterinarios, que certificaron el mal estado de salud que presentaban algunos de los ellos.

Por tales hechos, los animales han dejado de ser útiles para el fin de exposición de belleza, prueba de calificación o venta, según detalla la Benemérita, que precisa que la investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones por hechos relacionados con los descritos.