Actualizado 25/06/2014 14:19 CET

Movilización de empleados públicos contra el "recorte" de las pagas extras

Concentración de CSIF-A.
Foto: EUROPA PRESS/CSIF-A

Anuncia encierros en edificios administrativos durante los meses de verano como continuación de su campaña de protesta

   SEVILLA, 25 Jun. (EUROPA PRESSS) -

   Más de mil delegados de CSIF-A se han movilizado este miércoles en las provincias andaluzas, junto a dos caravanas en Huelva y Málaga, para dejar su clara su oposición al "recorte" de las pagas extraordinarias de 2014, según cifras del sindicato.

   Las actuaciones se han llevado a cabo frente a las delegaciones provinciales del Gobierno de la Junta de Andalucía para protestar por "el impago íntegro de la paga extraordinaria de verano de los empleados públicos andaluces y para reivindicar la devolución de todo lo recortado desde 2012".

   Bajo el lema 'Recuperemos nuestra extra. La Junta sigue recortando', aproximadamente 250 delegados se dieron cita en Sevilla, unos 150 en provincias como Jaén y Cádiz y unos doscientos en Granada, Almería y Córdoba. Además, en Huelva y en Málaga, decenas de vehículos recorrieron las calles de la ciudad en caravanas informativas.

   CSIF, ante el anuncio de que en 2015 recuperarán los complementos autonómicos de sus pagas extra, ya advirtió a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de que no se producirían ni agradecimientos ni celebraciones, al tiempo que han exigido que "cumpla con la legalidad vigente y adquiera, además, el compromiso de devolver hasta el último céntimo recortado desde 2012".

   CSIF-A promoverá la unión de todas las fuerzas sindicales andaluzas e instará a movilizaciones conjuntas para recuperar los derechos de los empleados públicos andaluces.

DISCRIMINACIÓN CON OTROS COLECTIVOS

   Para CSIF, "la Junta vuelve a jugar con los derechos y los intereses de los empleados públicos andaluces, anteponiendo sus intereses partidistas y electorales a los derechos de éstos".

   En este sentido, CSIF-A anuncia que realizará encierros en edificios administrativos durante los meses de verano para continuar con su campaña de protesta por la medida, que "vuelve a incidir sobre la pérdida de poder adquisitivo acumulado en estos años desde el inicio de los recortes".

   "Una pérdida que se agrava al comprobar la discriminación con otros colectivos de empleados públicos, como los dependientes de la Administración General del Estado o los de la Administración Local, que sí recibirán íntegras sus pagas en 2014, sufriendo los de la Administración andaluza un 15 por ciento más de pérdidas", ha subrayado.

   Por ello, CSIF-A estudia la posibilidad de publicar la pérdida de los empleados públicos nominalmente, poniéndole cara a los recortes e invita a los trabajadores que quieran realizarlo voluntariamente a hacerlo a través de sus siglas para demostrar que "a pesar de lo que el bipartido intenta vender, en Andalucía la Junta sigue recortando los derechos de los empleados públicos".