Emvisesa adjudica el viernes en sorteo público 46 viviendas de alquiler asequible junto a avenida de Andalucía

Publicado 13/12/2018 13:08:39CET

Del total, 44 son para jóvenes menores de 35 años y dos adaptadas a personas con diversidad funcional

SEVILLA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla (Emvisesa) y en coordinación con la Delegación de Bienestar Social y Empleo, desarrolla a partir de las 9,30 horas del viernes dos sorteos públicos para un total de 46 viviendas de alquiler asequible ubicadas en el Edificio Cátodo, junto a la avenida de Andalucía.

Según detalla el Ayuntamiento en un comunicado, tal y como estaba previsto, el primero será para 44 viviendas destinadas a menores de 35 años y el segundo se centrará en dos adaptadas a personas con diversidad funcional sin límite de edad.

Un notario activará el programa informático que, de forma aleatoria, fijará un número. El demandante que coincida con este número pasará a ser el primero de la lista y, a partir de este y de manera ascendente, se establece el orden de prelación en la adjudicación de esas 46 de alquiler accesible de Emvisesa. Ambos sorteos podrán seguirse tanto de forma presencial como por streaming en la web del Ayuntamiento de Sevilla.

Son 51 viviendas para alquileres en el Edificio Cátodo las procedentes del proceso de permuta del solar que Emvisesa tenía en la avenida de Ramón Carande. De ellas, cinco fueron ya adjudicadas mediante el método de los primeros del listado de demandantes, y para las restantes se abrió una convocatoria pública de presentación de solicitudes por parte del conjunto de los 11.000 inscritos en el registro de demandantes, tal y como está previsto para el funcionamiento de este.

Todas esas viviendas constan de salón, cocina, tres dormitorios, cuarto de baño y plaza de garaje y algunas disponen, además, de trastero. Las rentas por arrendamiento se encuentran en torno a los 330 euros, conforme a la normativa aplicable en materia de vivienda protegida, debiendo abonar el inquilino la cuota estipulada por la comunidad de propietarios y el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

La convocatoria iba destinada específicamente a los jóvenes menores de 35 años, salvo dos viviendas reservadas a personas con certificado de necesidad de vivienda adaptada. La unidad de convivencia deberá contar con unos ingresos mínimos suficientes que garanticen el pago de la renta y sólo podrán formalizar el contrato de arrendamiento aquellas personas que estén en el Registro de Demandantes de Emvisesa y que cumplan los requisitos.