29 de febrero de 2020
 
Publicado 14/02/2020 16:37:31CET

Un especialista de Quirónsalud avisa que el uso continuo de auticulares a gran volumen causa hipoacusia

El doctor Abrante
El doctor Abrante - QUIRÓNSALUD

SEVILLA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El profesor Antonio Abrante, codirector del Servicio de Otorrinolaringología de Quirónsalud Sagrado Corazón, ha avisado este viernes de que el uso continuado de auriculares para reproducir música a volúmenes muy altos produce pérdida de audición irreversible, exponiendo que problemas de audición típicos en personas con 60 años aparecen ahora de forma precoz en las de 40.

Según este especialista, "con el paso de los años, el número de personas con discapacidad auditiva ha ido en aumento", una "creciente incidencia que se explica por el envejecimiento de la población, por la mejora en el diagnóstico y por la pérdida de audición inducida por ruido". "Existen muchos factores que pueden provocar pérdida de audición: la formación de tapones, la mucosidad que puede quedarse en el oído medio por un catarro, las otitis derivadas de procesos gripales, la meningitis, el sarampión, determinados fármacos, la presbiacusia o perdida asociada al envejecimiento y el ruido", indica.

Este especialista apunta que "el tipo más frecuente es la pérdida de la audición asociada al envejecimiento. Empieza a producirse a partir de los 50 años, entrando en una fase más avanzada entre los 65-75 años y alcanzando al 60% de los mayores de 85 años. Es más frecuente en hombres. Se estima que después de los 60 años, la audición disminuye en un promedio de un decibelio por año".

Empero, el déficit auditivo originado por ruido adquiere cada vez más importancia, ya que según este experto "afecta tanto a jóvenes como adultos menores de 50 años". Y es que conciertos, discotecas, tráfico, trenes o aviones han convertido a España en "el segundo país más ruidoso del mundo, por detrás de Japón", según un ranking de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se estima que 10 millones de españoles están expuestos a niveles de sonido más elevados de lo recomendado por la OMS (65 dB máximo). "Si a ello sumamos el uso de reproductores de música con auriculares a volúmenes elevados, resulta que los problemas de audición típicos de personas de 60 años se adelantan a los 40", ha explicado.

Recientes estudios demuestran que uno de cada diez niños y adolescentes entre las edades de 6 a 18 años ya tienen algún nivel de pérdida de audición. Mientras que la persona promedio nace con aproximadamente 16.000 células ciliadas encargadas de la audición, se pueden dañar hasta un 50% de ellas antes de que la pérdida de audición sea detectada.

"Hay, por desgracia", apunta Abrante, "una capacidad limitada para detectar las primeras etapas de la pérdida de la audición inducida por ruido. Esta pérdida de audición relacionada con el ruido es irreversible".

Por tanto, apostilla el doctor, "es imprescindible la protección sonora en la industria, en el deporte y en el ocio. Es fundamental que en los lugares de trabajo las empresas apliquen los planes de prevención de riesgos laborales relacionados con el ruido, y que los trabajadores se tomen en serio las medidas adoptadas de protección y las cumplan".

Hay determinadas actividades de ocio lesivas para el oído, como la caza, que deben realizarse con protección sonora. Sin protección "es mejor abandonar esa actividad", sentencia Abrante. Asimismo, el doctor aconseja el uso de los auriculares en forma de orejeras sobre los que se insertan en el*oído, ya que con estos últimos al introducirlos en el canal auditivo el impacto del sonido es mayor.

El doctor insiste en no escuchar música por más de una hora seguida.*En caso de hacerlo descansar al menos cinco minutos por cada hora para evitar daños posteriores. Del mismo modo, el volumen no debe superar los 65 dB. "Hay que tener en cuenta que la potencia de los audífonos de un reproductor de audio Mp3 puede alcanzar hasta los 100 decibelios. Sin embargo, parece imposible que la gente joven escuche música a menos de 85 o 90 decibelios porque si estás en la calle, con todo el ruido ambiental, sueles subir el volumen para aislarte y compensar".

Es conveniente revisarse la audición cada dos años a partir de los 50, aunque pérdida de audición no se puede revertir, unos hábitos saludables ayudan a retrasarla. Por último, el doctor nos invita a recordar que la audición en muy importante en nuestra vida como para perderla lentamente. La pérdida de audición se acumula a través de los años y generalmente se presenta sin dolor, por lo que la mayoría no acude al médico hasta que el problema se agrava.

Contador

Para leer más

Juan Marín

Juan Marín

Vicepresidente de la Junta de Andalucía

13/03/2020
Inés Arrimadas

Inés Arrimadas

Portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos en el Congreso

13/03/2020

Patrocinado por