La familia de Maloma se reúne con un cargo nacional del PSOE y normaliza el contacto con la joven por WhatsApp

Publicado 04/11/2019 18:24:35CET
Manifestación en demanda de libertad para Maloma
Manifestación en demanda de libertad para Maloma - ARCHIVO

El próximo 12 de diciembre se cumple el cuarto aniversario del "secuestro" de la joven a manos de su familia biológica

MAIRENA DEL ALJARAFE (SEVILLA), 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los padres españoles de Maloma, la joven natural del Sáhara Occidental nacionalizada española al ser adoptada por este matrimonio de Mairena del Aljarafe (Sevilla) y supuestamente retenida por su familia biológica en 2015 durante una visita a los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf (Argelia), ha celebrado recientemente una reunión con el secretario nacional de Relaciones Internacionales del PSOE, Héctor Gómez, y actualmente mantiene una comunicación "normalizada" con la joven gracias a la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp.

En declaraciones a Europa Press, José Morales, padre adoptivo de Maloma, ha explicado que fue a finales de septiembre cuando él y su esposa se entrevistaron en la sede nacional del PSOE, en Madrid, con el secretario de Relaciones Internacionales del partido, a quien trasladaron todos los pormenores del caso protagonizado por Maloma Morales de Matos, que según su familia adoptiva sigue "secuestrada" por sus parientes biológicos.

"Hemos expresado abiertamente que como padres de Maloma, no podemos comprender por qué el Gobierno de España no protege a sus ciudadanos, pero estas reuniones nos ayudan a ver que hay esfuerzos, muchas acciones e intentos para conseguir el objetivo de que ella se exprese libremente en España, con sus hijos, que son también ciudadanos españoles y, por supuesto, acompañada por su marido y padre de los niños", ha dicho José Morales, precisando que la primera hija de la joven supera ya los dos años de edad y su segundo hijo cuenta con unos meses de vida.

En ese sentido, José Morales ha explicado que cuando se acerca ya el cuarto aniversario del "secuestro" de Maloma por su familia biológica cuando cursaba una visita a la misma en los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf, sus padres adoptivos al menos han logrado restituir un contacto "normalizado" con la joven a través de la aplicación de mensajería WhatsApp.

Tras haber denunciado en no pocas ocasiones los prolongados periodos sin contacto telefónico con la joven, durante meses y meses e incluso durante casi "un año", José Morales ha explicado que al menos ahora es posible conversar con la joven por vía WhatsApp para estar al tanto de su "día a día", sin abordar eso sí cualquier aspecto comprometido respecto a su situación en el campamento.

CASI CUATRO AÑOS SIN MALOMA

En cualquier caso, el próximo mes de diciembre se cumplirán cuatro años ya desde que Maloma fuese retenida por su familia biológica en los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf. Aquel 12 de diciembre de 2015, recordémoslo, Maloma estaba en los campamentos de refugiados saharauis, en el marco de un viaje cursado a cuenta de una enfermedad que sufría su madre biológica, cuando según sus padres adoptivos habría sido "secuestrada" por su familia original.

Desde entonces hasta ahora, el caso de Maloma ha deparado diferentes giros. Y es que si bien la familia española de la joven recuerda que la misma viajó a Tinduf "con billete de vuelta" y habría sido retenida en contra de su voluntad, en febrero de 2017 circulaba un vídeo en el que la propia Maloma negaba que estuviese "secuestrada por el Frente Polisario, por Argelia", por su familia biológica o "por nadie". "Estoy aquí porque yo quiero. Es mi deseo estar una temporada con mi gente", enfatizaba, avisando de que se estaba "formando una bola increíble" en torno a su situación.

La joven incluso contrajo matrimonio en los citados campamentos y ha tenido descendencia allí, toda vez que la familia española de Maloma insiste en que antes del último vídeo y de la boda, ella misma habría trasladado, mediante una conversación telefónica, "que estaba deseando volver" a España.

La familia adoptiva de Maloma, en cualquier caso, insiste en que la joven "ha sido víctima de un matrimonio forzado", está coaccionada y no goza de libertad, reiterando su demanda de que Maloma pueda regresar a España para que, en plena libertad y pleno ejercicio de sus derechos como española, declare "dónde, cómo y con quién quiere vivir".