Federico Utrera derriba en su obra "el mito y la leyenda" de la familia Panero y ensalza "sus valores poéticos"

Actualizado 20/02/2009 22:03:32 CET

SEVILLA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El periodista andaluz Federico Utrera intenta en su obra 'Después de tantos desencantos. Vida y obra poéticas de los Panero' derribar "el mito y la leyenda" que rodea a la familia de los Panero tras la emisión hace 30 años de la película 'El desencanto' y ensalza "sus valores poéticos".

En rueda de prensa, el profesor de Comunicación en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid apuntó que la producción de la película "provocó una ruptura entre toda la generación poética de Leopoldo Panero padre y la generación de la de sus hijos, lo que se convirtió en una maldición y un estigma para ellos, que lo han padecido durante muchos años".

La familia Panero es "una familia emblema de la cultura española, rara familia, pero original", pues dentro de ella se encuentran un padre poeta, Leopoldo Panero, dos hijos poetas, Juan Luis y Leopoldo María, e incluso un hermano del padre, Juan, más desconocido, pero también vinculado a la poesía. Según Utrera, "cuatro buenos poetas en una sola familia con el mismo apellido, lo que la convierte en una familia singular".

Pese a la vinculación literaria que existía entre ellos, una peculiaridad de la familia radica en que cada uno "ha sabido diferenciarse del resto de los Panero". Leopoldo era un poeta de la generación de Luis Rosales, Dámaso Alonso o Vivanco, siendo considerado "el mejor de ese grupo". Juan Luis Panero, "el poeta español de mayor vocación iberoamericana", es un hombre de una "calidad excepcional" y Leopoldo María Panero está considerado el "mejor poeta vivo" por gente tan dispar como Juan Goytisolo o Fernando Arrabal, Azúa o Gimferrer. El autor almeriense añadió que "todos tienen una poesía original y distinta".

La película 'El desencanto' (1976) focaliza a la familia Panero en el primer plano de la cultura española y hace resurgir el nombre de Leopoldo Panero, que había quedado "ligeramente" eclipsado tras su muerte y coloca a los tres hijos en "la tensión permanente". Provocó "una ruptura entre toda la generación poética de su padre y la de los hijos, una maldición y un estigma que ellos han padecido durante muchos años", confesó Utrera a Europa Press. Muchos pensaron que en la película "los hijos iban a elogiar y ensalzar la figura del padre, pero se interpretó todo lo contrario, los hijos derribaban la figura del padre". Después de 30 años, lo que queda de todo aquello es "la admiración de los hijos al padre pero de una manera poética", lo que llamarían 'acribillar a besos al padre'.

"Hay mucho de leyenda en todo esto, aunque es cierto que se ha cumplido el vaticinio que Michi predijo, ya fallecido, en el que decía que "los Panero no dejarían descendencia conocida, se agotaría la estirpe en ellos", así ha sucedido, pues ninguno de ellos ha tenido hijos, por lo que es una familia que no va a tener continuidad". El periodista andaluz subrayó que así "se rompe la familia, se extingue, se convierte en única", además, "si a esto se le suma la locura de Leopoldo María Panero y los excesos de Juan Luis, la aureola de leyenda que rodea a la familia crece".

'Después de tantos desencantos. Vida y obra poéticas de los Panero' es un intento por parte de Utrera de "demoler la leyenda" que dice que los dos hermanos, Leopoldo María y Juan Luis, se llevan fatal, según las creencias del autor, "se admiran, secretamente, pero se admiran y es muy difícil encontrar descalificaciones mutuas entre ambos, pues las únicas críticas que se ha producido son las mismas que se repiten a lo largo del tiempo, además son más los elogios que las críticas que existen".

POETA OFICIAL DEL FRANQUISMO

Otro de los mitos que se ha querido derribar con la publicación es que "Leopoldo Panero sea considerado un poeta fascista". Utrera manifestó que "fue un poeta del ala liberal del régimen franquista, pero que, por otro lado, tuvo devaneos con el padre del Rey, Don Juan". En este sentido, indicó que intenta "matizar o precisar" el mito del poeta oficial del franquismo, pues hay hechos que así lo atestiguan, como su amistad con Luis Cernuda o con la gente del exilio, su apuesta por la pintura contemporánea cuando fue comisario de exposiciones o el intento de traer a Picasso a España.

"Son muchos los datos que desmoronan esa imagen de poeta oficial", dijo el escritor, que prosiguió diciendo que Panero "compaginaba la parte oficial con una parte más conciliadora de las dos España, siempre creyó en que las dos debían encontrarse y que fue un gran precursor de la posterior transición español". Utrera recalcó que "lo importante es sí la poesía es buena o mala independientemente del color político de quien la protagoniza".

Las páginas del libro ofrecen la oportunidad de leer la última entrevista realizada a Michi Panero, días antes de morir en 2004. "Tiene un aire testamentario", así la presentó el autor, donde en 50 páginas se repasa "toda su vida y la vida de la familia Panero y cómo quedo desvirtuada con la irrupción de la película y por la propia actividad literaria". El periodista confesó que "una vez pasado el tiempo, percibe un aire testamentario y que le ha tocado el triste papel de ser el albacea". También, contiene un poemario inédito de Leopoldo María, 'Conjuros contra la vida', y prosas de Juan Luis, 'Páginas sobre cine y poesía', en lo que constituye una edición casi de "bibliófilo".

La película se interpretó en su época contra la familia Panero y ahora el libro del periodista almeriense nace con el fin de "reivindicar la figura del padre, la esposa, Felicidad Blanc, que también tiene un papel literario en toda la trama, y los hijos". Utrera expresó que a él le interesa "los Panero poetas, su principal cualidad, las relaciones poéticas entre ellos y con otros poetas de su generaciones, como José Ángel Valente, Luis Cernuda o Pablo Neruda", asimismo "se detiene en los aspectos más poético de la película, aspectos solapados con el escándalo de la película y que ahora es momento extraer".

La obra, que ha sido escrita en cinco años, se presentó hoy en Sevilla con la participación del catedrático de la Universidad de Sevilla, Rafael Utrera, y el escritor y director del Instituto de Estudios Almerienses, Miguel Naveros. El periodista dijo que "el azar ha colocado el libro en la misma ciudad en la que se encuentra Leopoldo María Panero, que mañana participa en el II Festival de Perfopoesía, un hecho para quien no crea en la magia de la poesía".

Utrera presentó el libro como "una verdadera tesis doctoral de periodismo de investigación y una muestra de lo que es la pragmática relación entre literatura y cine". Asimismo, comparó la obra "con una escena de película donde se observan los encuentros y desencuentros de los Panero desde tres o cuatro cámaras distintas, un reflejo de las diferentes metodologías interpretativas usadas". Por otro lado, Naveros calificó la publicación de "rara y compleja", una crónmica múltiple donde Utrera bucea en mundos muy diferentes.

Utrera, nacido en 1963, es autor de los libros 'Canarias, Secreto de Estado', '¡Diputado Blasco Ibáñez!'. Sus célebres 'Memorias de Colombine', que registran ya dos ediciones, han merecido referencias en publicaciones y universidades de Estados Unidos, Suiza, Italia, India, Marruecos, México y Venezuela.