Publicado 27/06/2021 11:19CET

Interceptados en Sevilla 79 conductores con positivo en alcohol y 44 en drogas en la nueva campaña de control vial

Archivo - Dos guardias Civil de Tráfico piden la documentación durante un control
Archivo - Dos guardias Civil de Tráfico piden la documentación durante un control - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de 4.613 conductores fueron requeridos entre el 16 y 22 de junio en distintas carreteras de la provincia de Sevilla por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, para realizar la prueba de control de alcohol y/o drogas, con motivo de la nueva campaña de concienciación y vigilancia del consumo de estas sustancias al volante que puso en marcha la Dirección General de Tráfico (DGT).

En lo referente al alcohol, en la campaña se realizaron 4.527 pruebas de control de alcoholemia, resultando positivas el 1,75% de las mismas, un total de 79 conductores, de los cuales 70 (el 88,6%) fueron detectados en controles preventivos; 8 (el 10,1%) tras haber cometido una infracción; 1 (el 1,2%) por estar implicado en un accidente y ninguno por presentar síntomas evidentes de ingesta de esta sustancia.

Y en lo referente a las drogas, de las 86 pruebas de detección que se realizaron a conductores, 44 resultaron positivas en los test indiciarios, lo que supone el 51,2% del total. De ellos, 41 fueron detectados en controles preventivos (el 93,2%); 2 tras haber cometido una infracción (el 4,5%) y 1, por estar implicado en un accidente (el 2,3%). Como viene siendo habitual, entre las drogas más consumidas se encuentran el cannabis (35 casos), la cocaína (17 casos) y los opioides (5 casos).

AUMENTO DEL RIESGO DE SUFRIR UN ACCIDENTE

El subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano Sánchez, ha señalado que "aunque nos creamos en pleno uso de nuestras facultades físicas y mentales, con la ingesta de alcohol o el consumo de drogas estamos multiplicando el riesgo de sufrir un accidente y de que, por tanto, puedan producirse fallecimientos. Por tanto, hagamos casos a las recomendaciones de la DGT y recordemos que, en caso de tener que conducir, la única tasa segura es 0,0%".

Carlos Toscano ha añadido además que las pruebas salivares para la detección de la presencia de drogas en los conductores se están incrementando progresivamente "con la idea de llegar a generalizarse como las que se hacen para la detección del alcohol".

Este incremento progresivo de los controles de drogas entre los conductores es consecuencia del alto porcentaje de conductores que conducen con presencia de drogas y alcohol al volante. Resultados del Informe Anual de Toxicología (2019), presentado por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, informa que el 45,5% de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico y sometidos a autopsia arrojaron resultados toxicológicos positivos a alcohol, drogas y psicofármacos, aisladamente o en combinación. El 37,7% de los peatones fallecidos por atropello en accidentes de tráfico y sometidos a autopsia presentaron también resultados positivos a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol.

COLABORACIÓN DE LAS POLICÍAS LOCALES

Esta campaña realizada por Tráfico ha sido también llevada a cabo por las policías locales de numerosos ayuntamientos, en las vías urbanas de su competencia, a las que la Dirección General de Tráfico agradece su aportación a la seguridad vial.

La DGT ha advertido, por último, que pese a que esta campaña específica ha finalizado, los agentes de Tráfico de la Guardia Civil continuarán realizando controles de alcohol y drogas a los conductores a cualquier hora del día y en cualquier carretera con el objetivo de disuadirlos de conducir.

Para leer más