Publicado 09/08/2016 16:44CET

IULV-CA pide a Junta que prohíba que los viajeros en transporte público regular por carretera interurbana vayan de pie

SEVILLA, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario de IULV-CA ha registrado una proposición de ley en la que pide que la Junta adopte las medidas necesarias para que en los servicios de transporte público regular por carretera de carácter interurbano en Andalucía, independientemente de la magnitud del recorrido, no se permitan viajeros de pie y sea obligatorio para todos el uso del cinturón de seguridad.

En la iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, IULV-CA señala que hace décadas que, tanto en España como en Andalucía, se viene insistiendo en la necesidad de reducir el número de víctimas de accidentes de tráfico. Y en este sentido, se hace permanentemente hincapié en la utilización del cinturón de seguridad como uno de los mejores medios existentes para disminuir el número de víctimas mortales.

Sin embargo, en Andalucía, y en virtud de la Orden de 26 de julio de 1995, sobre viajeros de pie en servicios de transporte público regular permanente de uso general en Andalucía, se admite el transporte de viajeros de pie en aquellas concesiones de servicio público de transporte de viajeros regular permanente de uso general que tengan autorizados servicios de recorridos de carácter interurbano hasta 30 kilómetros.

"Esto, sin duda, y pese a que la velocidad máxima permitida para servicios de este tipo es de 80 kilómetros por hora, constituye un grave riesgo para la integridad de los usuarios en caso de accidente", apunta el grupo parlamentario de IULV-CA.

Junto a ello, pone el ejemplo de que como consecuencia del cambio de la empresa concesionaria de la línea de transporte regular de viajeros por carretera de uso general entre Jaén y Martos, se ha generado un
importante descontento y quejas entre los usuarios, por cuanto la citada línea --que afecta a las localidades de Jaén, Torredelcampo, Torredonjimeno y Martos--, al haber comenzado la nueva empresa concesionaria a prestar el servicio con una flota de autobuses de los que en la mitad, aproximadamente, gran parte de los viajeros van de pie.

Todo ello, "con la incomodidad y sobre todo el peligro que ello supone, por cuanto el viaje es a través de autovía, con una duración del trayecto que, en el caso del desplazamiento Jaén-Martos, supera los 40 minutos", destaca el grupo parlamentario de IULV-CA.

Si bien es cierto que en la legislación relativa a los transportes terrestres no se prohíbe de manera explícita transportar viajeros de pie en un vehículo, "no lo es menos que los nada desdeñables riesgos aparejados a esta práctica, los cuales se ven agravados en función de la velocidad y la densidad del tráfico, exigen una revisión de la normativa a tal respecto", concluye IULV-CA.