Monteseirín ve la ampliación de la zona franca como un "salto cualitativo y cuantitativo" para el proyecto

Sevilla.- La zona franca colaborará con el proyecto luso español CIU3A de innovación universitaria
PUERTO - Archivo
Publicado 15/05/2019 15:46:36CET

SEVILLA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Después de que el Boletín Oficial del Estado (BOE) haya publicado este miércoles una orden de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que autoriza la ampliación de la zona franca de Sevilla solicitada en junio de 2017, una ampliación que será efectiva en "la fecha en que se haya completado el cierre perimetral" del espacio adicional al recinto fiscal, el delegado especial del Estado para la Zona Franca, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha manifestado que tal extremo "supone un salto cualitativo y cuantitativo de gran envergadura" para el proyecto, "en beneficio de la región".

En un comunicado, Sánchez Monteseirín ha recordado que gracias a la aprobación de esta ampliación de la zona franca, se incorporarán a la misma las empresas del polígono del Puerto correspondiente a los antiguos astilleros: GRI Towers, Tecade, Megusa, Ditecsa, Astilleros del Guadalquivir, Gmetal y Apimosa.

Todo un "salto cualitativo y cuantitativo" para la zona franca hispalense, en favor del "desarrollo del tejido productivo y la creación de empleo en la provincia de Sevilla", según ha defendido el también exalcalde hispalense. Asimismo, y respecto a nuevas incorporaciones de empresas al recinto fiscal, Monteseirín ha señalado que "se está en conversaciones con algunas que han mostrado su interés por instalarse en la zona franca, dados los beneficios fiscales que reporta".

Recordemos al respecto que al ser constituido el consorcio gestor de la zona franca de Sevilla, proyectada sobre 719.876 metros cuadrados del área de Torrecuéllar pertenecientes a la Autoridad Portuaria, la orden ministerial sobre la que partía, emitida el 30 de agosto de 2013, condicionaba su entrada en funcionamiento a la aprobación de los estatutos del consorcio gestor, del reglamento de régimen interior y de la contabilidad de existencias y la ejecución de las obras de cierre del recinto, con un plazo máximo de dos años para el cumplimiento de dichos aspectos.

LOS PLAZOS

Pero si bien el proyecto avanzaba correctamente en cuanto a los estatutos, el reglamento de régimen interior y la contabilidad, las obras del cerramiento perimetral constituían un inconveniente, dado que los plazos seguidos por el proyecto hacían imposible que su licitación, contratación e instalación estuviese lista antes del 30 de agosto de 2015, cuando expiraba el plazo inicial fijado en la orden ministerial que autorizaba la constitución de la zona franca de Sevilla.

Dado el caso, el plazo fue ampliado de común acuerdo hasta el 31 de agosto de 2016, si bien ya con dicho nuevo plazo, habría quedado de relieve que tampoco había tiempo suficiente para acometer la ejecución de todo el vallado, con lo que las entidades participantes del proyecto acordaron ejecutar en el tiempo que restaba hasta el 31 de agosto de 2016 una "primera fase" del cerramiento perimetral circunscrito al área de Torrecuéllar, para que la zona franca comenzase a funcionar en esos términos dentro del plazo estipulado y continuar después con el cerramiento del resto de su perímetro.

En ese contexto, ya allá por junio de 2017 se solicitaba al Ministerio de Hacienda una "ampliación" del recinto de la zona franca, para que el mismo incluya a las empresas del sector metalmecánico instaladas en el polígono del Puerto de Sevilla correspondiente a los antiguos astilleros, --GRI Towers, Tecade, Megusa, Ditecsa, Astilleros del Guadalquivir, Gmetal y Apimosa--, para que las mismas se sumen a las seis empresas ya abarcadas por el recinto fiscal; Sevitrade, Jannone, Hispalense de Líquidos, Transformados Huévar, la Terminal Portuaria Esclusa y Cuadros Eléctricos Nazarenos y a la futura planta de la farmacéutica VIR.

"INFORMES FAVORABLES" A LA AMPLIACIÓN

En ese sentido, la orden ministerial publicada este miércoles por el BOE y recogida por Europa Press rememora precisamente que la creación de la zona franca estipulaba inicialmente una superficie de 719.876 metros cuadrados, toda vez que "el 27 de junio de 2017, el pleno del Consorcio de la Zona Franca aprobó la decisión de formular la solicitud de ampliación de 435.946 metros cuadrados" y median "informes favorables de los órganos competentes de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, en relación con el control aduanero de las instalaciones correspondientes al ámbito territorial de la Zona Franca cuya ampliación se solicita y sobre su cerramiento".

Por ello, la ministra de Hacienda autoriza "la ampliación territorial de la Zona Franca de Sevilla para englobar el polígono irregular delimitado", sin que ello pueda "generar incremento de dotaciones, retribuciones u otros gastos de personal al servicio del sector público". La orden ministerial, firmada por Montero el pasado 17 de abril, entra en vigor este mismo jueves, mientras la ampliación de la zona franca "entrará en funcionamiento desde la fecha en que se haya completado el cierre perimetral".

Contador

Para leer más