Actualizado 11/05/2016 20:01 CET

Rojas dice que la reordenación del Batán oculta "una gran superficie minorista"

"Va a resultar que tampoco el PSOE tienen modelo de ciudad que no sea el sustentado por centros comerciales"

SEVILLA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de IU-CA en el Ayuntamiento de Sevilla, Daniel González Rojas, ante el acuerdo anunciado entre el Gobierno municipal socialista y la Autoridad Portuaria para ordenar una superficie de 465.622 metros cuadrados del Puerto, advierte de que la operación implica "una gran superficie minorista y un contenedor para eventos y conciertos de gran capacidad", con lo que "tenemos sobre la mesa los mismos conflictos que con la burda propuesta del PP, pero con un bonito envoltorio".

En una reciente entrada en su blog, http://www.rojosevillano.es/, recogida por Europa Press, González Rojas recuerda el proyecto impulsado por un conglomerado constituido por las promotoras 'Octagon', 'Live Nation', 'RLM' y 'Last Tour', para crear un gran complejo comercial y de ocio, dotado de un gran auditorio, en unos terrenos del Puerto de Sevilla ubicados junto al puente de Las Delicias, aspecto objeto de una modificación del plan especial de ordenación de los terrenos del Puerto, para que una gran franja de suelo entre la Carretera de la Esclusa y el puente de Las Delicias albergue dicho proyecto.

Técnicamente, este proyecto bautizado como Sevilla Park encontraba obstáculos a cuenta de la proximidad de los suelos elegidos con unos depósitos de combustible de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), entre otros aspectos. Al respecto, González Rojas recuerda que la federación de izquierdas ya se oponía a dicha iniciativa, porque más del 80 por ciento del suelo afectado por el proyecto estaría destinado a usos comerciales y la ciudad corre el riesgo de convertirse en "un parque de atracciones".

IU-CA, en ese sentido, recela también del acuerdo anunciado por el alcalde, Juan Espadas (PSOE), con la Autoridad Portuaria, para reordenar una superficie de 465.622 metros cuadrados del puerto, incluyendo tal aspecto el desmantelamiento y traslado de las instalaciones de CLH y el desarrollo urbano de la dársena del Batán para atraer nuevos proyectos inversores y procurar la integración del puerto y la ciudad.

Y es que, según el portavoz de IU-CA, "la modificación del PGOU planteada, una vez eliminadas las instalaciones de CLH (...), consiste en convertir aquella parte de la dársena del Batán en una zona de uso terciario y otra zona, pegada al río, en zonas verdes y en equipamientos", con lo que a fin de cuentas se trata de "recalificar suelo industrial para usos terciarios". "Tenemos sobre la mesa los mismos conflictos que con la burda propuesta del Partido Popular, pero con un bonito envoltorio para corregir los titulares efectistas", advierte González Rojas, según el cual "esta ciudad sigue gobernada por los mismos... intereses".

"En la propuesta del gobierno no se explicita con claridad quiénes son los sectores empresariales que demandan esta reordenación y que están interesados en las instalaciones de ocio. La propuesta se rodea de supuestos intereses generales, como el traslado de las instalaciones de CLH, ahora, de repente peligrosas, la creación de un nuevo frente portuario para la ciudad, la articulación de la zona con los nuevos usos de Los Gordales. Un bonito papel de celofán que envuelve una gran superficie minorista y un contenedor para eventos y conciertos de gran capacidad", expone.

En consecuencia, González Rojas deduce que "va a resultar que tampoco el PSOE tienen modelo de ciudad que no sea el sustentado por centros comerciales, de los que como todos sabemos esta ciudad está escasa, y parques de atracciones". A su juicio, lo que sí queda claro es que "el Puerto quiere sacar tajada económica y poco le importa otra cosa que sacar plusvalías de esta operación", toda vez que se atisba en el caso una "puerta giratoria auspiciada por el aparato del PSOE andaluz", a cuenta del nombramiento del expresidente del Parlamento Manuel Gracia como presidente del Puerto y el tránsito de Carmen Castreño de la Presidencia del Puerto al Gobierno del Ayuntamiento hispalense.