Sevilla.- La alcaldesa de Tomares dice que si se confirman agresiones de la Policía Local se obrará con contundencia

Actualizado 25/01/2006 19:05:24 CET

El PP exige información sobre las actuaciones del Cuerpo policial ante la "negativa" de Hierro a responder ante la Comisión informativa

SEVILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Tomares (Sevilla), Antonia Hierro (PSOE), reclamó hoy que se actúe con "prudencia" a la hora de asegurar que se ha sido objeto de agresiones por parte de miembros de la Policía Local del municipio pues, aseguró, de las denuncias hechas públicas al respecto "no hay nada demostrado, sólo una se está investigando por la Justicia", si bien, garantizó que, si se confirman dichas denuncias, "actuaremos con contundencia".

Antonia Hierro defendió, en declaraciones a Europa Press, que la presunción de inocencia es "básica, máxime cuando se trata de efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, pues en las detenciones se suele aprovechar para denunciar a los policías".

Por su parte, el PP de Tomares exigió hoy información acerca de las actuaciones realizadas por la Policía Local en los últimos meses, así como que "se lleven a cabo las medidas necesarias para aclarar las sospechas vertidas" sobre este Cuerpo policial.

A través de un comunicado remitido a Europa Press, el presidente del PP de Tomares, Salvador Cejudo, manifestó que "la sucesión de denuncias contra algunos miembros de la Policía Local está ensuciando el buen nombre de esta institución y creando una preocupante alarma entre los tomareños". Por contra, criticó que "la justificación realizada por el Ayuntaimento, así como la falta de medidas para que esto no se vuelva a repetir, está provocando una aún más preocupante sensación de indefensión entre los ciudadanos".

Según Cejudo, pese a que a instancias del PP se creó una COmisión de Información "para esclarecer las actuaciones de los agentes, ésta sólo se ha reunido una vez y hace demasiado tiempo. Además, la alcaldesa continúa negándose a responder a las 60 preguntas formuladas por el PP con las que podría haber aclarado estas sospechas y tratado esta situación con la necesaria transparencia que se merecen los tomareños".

Por último, el presidente populares subrayó que "la violencia gratuita y la falta de respeto a los derechos fundamentales de las personas, que podrían estar ejerciendo algunos miembros de la Policía Local, no deben permitirse con la justificación de la seguridad ciudadana y mucho menos por parte de quien debería ser la responsable de la seguridad y primera defensora de los derechos".

JOVEN MUERTO

El pasado día 18, un joven apareció muerto en su domicilio de la localidad de Camas (Sevilla), sin que por el momento se conozcan aún las circunstancias que motivaron su fallecimiento, cuatro días después de que éste fuera detenido por la Policía Local del municipio sevillano de Tomares.

Según informaron a Europa Press fuentes policiales, este joven, sobre el que pesaba una orden judicial de requerimiento por parte del puesto de Guardia Civil de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), y que contaba con un amplio historial delictivo, fue encontrado en la mañana de ayer muerto en su domicilio de Camas, siendo identificado y retirado por parte de efectivos de la Policía Nacional de Sevilla.

Se da la circunstancia de que este hombre había denunciado, en su declaración en el juzgado, malos tratos por parte del cuerpo de Policía Local de Tomares el día de su detención, por lo cual los hechos están siendo investigados por un juzgado de la capital, y se espera el resultado de la autopsia para conocer las causas del fallecimiento.

Según adelantó entonces 'Diario de Sevilla', el joven no presentó denuncia formal ante el Juzgado de Guardia debido a sus condiciones anímicas, aunque tenía intención de hacerlo en los próximos días. El atestado de la policía tomareña relata que las lesiones visibles que ostentaba el fallecido, consistente en un hematoma en el ojo izquierdo y varias brechas y contusiones, se las había producido al caerse durante una persecución.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Tomares informó a Europa Press de que el concejal delegado de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Tomares, Juan Paguillo, habló con el jefe de la Policía Local y con los agentes que efectuaron la detención, llegando a la conclusión de que la muerte "no ha podido tener relación con la detención".

De los hechos relatados en el expediente, prosigue el Consistorio, "no se desprende que haya existido ninguna actuación irregular en la detención, ni en los momentos posteriores hasta su traspaso a la Guardia Civil de San Juan de Aznalfarache".

Asimismo, el Ayuntamiento calificó de "totalmente precipitado" que "se ponga en cuestión la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad, máxime cuando, con todos los respetos hacia su persona y su familia, quien dice haber sido agredido por la Policía tenía un largo historial delictivo".