Sevilla.- Alcaraz pide al PSOE que constituya una comisión de investigación ante la "ausencia de democracia" en Tomares

Actualizado 25/01/2006 15:19:01 CET

SEVILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente ejecutivo del PCE, Felipe Alcaraz, reclamó hoy al PSOE que, a nivel provincial, constituya una comisión de investigación sobre los hechos que están aconteciendo en la localidad de Tomares (Sevilla) a raíz de los comportamientos "fascistas" de la alcaldesa, la socialista Antonia Hierro, que se están traduciendo en un "retroceso contra las libertades" y en la "represión policial" a trabajadores y ciudadanos, según indicó.

Alcaraz compareció en rueda de prensa junto a tres militantes del PCA y sindicalistas de CC.OO que han sido condenados por la justicia, en algunos casos a penas de prisión, por el hecho, según lamentó, de ejercer la "lucha sindical" y reivindicar que haya "democracia" en Tomares.

En concreto, los hechos a los que se refieren las sentencias judiciales, fruto de denuncias interpuestas por la alcaldesa de la localidad, son, según se recoge en un escrito del Comité Federal del PCE en contra de las condenas, la participación, en mayo de 2002, de los sindicalistas en una "lucha en contra de la represión sindical que se estaba llevando a cabo por la alcaldesa", y al despliegue de una pancarta durante un pleno municipal el 17 de junio de 2004, lo que obligó a la policía local al desalojo de los sindicalistas ante la negativa a desistir de la protesta. El dirigente del PCE manifestó que si el PSOE provincial no está dispuesto a abrir esa investigación, estará siendo "cómplice" de lo que ocurre en Tomares, donde "no hay democracia" y se está desembocando en una situación de "estado de excepción", con una actuación "muy dudosa" de la policía local.

Tanto Alcaraz como el secretario político del PCA de Sevilla, Juan de Dios Villanueva, señalaron que el partido va a responder ante este "ataque al sindicalismo de una manera global", desde la solidaridad con los condenados, apoyando cuantos actos sean convocados por el sindicato, así como promoviendo una movilización propia, haciendo llegar a los ciudadanos la máxima información sobre lo que está aconteciendo.

Para el PCE, las condenas a los sindicalistas suponen un "verdadero retroceso en la lucha por las libertades, sindical, de expresión y de manifestación, así como un recorte en los derechos constitucionales".

Asimismo, indica que el "retroceso contra las libertades, el acoso a los trabajadores del Ayuntamiento de Tomares, la represión policial a trabajadores y ciudadanos y los comportamientos fascistas de la alcaldesa tienen que acabar", de manera que las direcciones federal, andaluza y provincial del PSOE tienen que tomar "cartas directas en el asunto y recriminar y rectificar estos comportamientos, que sólo conducen a un recorte de los derechos civiles y ciudadanos, que entra en clara colisión con el discurso político e ideológico que trasladan a la ciudadanía".