Actualizado 11/06/2013 20:22

Sevilla, Cádiz y Granada participan este miércoles en la 'Marea Naranja' en defensa de los servicios sociales

MADRID/SEVILLA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La 'Marea Naranja Estatal' sale a la calle en ocho provincias españolas para mostrar un "enérgico rechazo" a los "demoledores efectos que la anunciada reforma de la Administración Local tendrá sobre los servicios sociales de ayuntamientos y comarcas", según han explicado los responsables de la iniciativa.

La protesta, que arrancó el pasado domingo con una concentración en Galapagar (Madrid), donde según los organizadores del acto "el Ayuntamiento ha privatizado todos los servicios sociales municipales", se va a llevar a cabo en otras seis provincias españolas, entre ellas Cádiz, Sevilla y Granada, con actos este miércoles, más Huesca, Gran Canaria, Valencia y Zaragoza.

En concreto, la cita en Sevilla será este miércoles a las 19,00 horas en la Plaza Nueva, mientras que en Cádiz habrá una manifestación a partir de las 18,30 horas desde la Delegación de Salud, en la calle María Auxiliadora. En Granada, la protesta comenzará a las 12,00 horas.

La campaña consiste en actos en diversos centros y servicios sociales de especial significado, que estarían "en riesgo de privatizarse o desaparecer si se aprueba dicha reforma tal y como está prevista", tal y como denuncian los organizadores.

Los miembros de la plataforma explican que "entre los servicios y prestaciones amenazados se encuentran algunos tan emblemáticos como la ayuda a domicilio, la teleasistencia domiciliaria, las residencias, los centros de convivencia y comedores del mayor, los servicios de promoción de la mujer, de prevención y promoción de la infancia, entre otros".

"Esta reforma supone una seria agresión a la autonomía local. Pone en serio riesgo de extinción una buena parte de los actuales servicios sociales, especialmente todos los servicios sociales especializados gestionados por la Administración Local y es un ataque al criterio de proximidad y subsidiariedad en la que creemos que se debe basar nuestro sistema democrático", han concluido.