Sevilla.- La Junta inaugura el último tramo de la Autovía de Utrera que reduce a 20 minutos la conexión con la capital

Actualizado 30/12/2008 15:29:14 CET

SEVILLA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Obras Públicas y Transportes, Luis García Garrido, presidió hoy la puesta en servicio del cuarto y último tramo de la autovía A-376 (Sevilla-Utrera), con el que se completa un itinerario viario de alta capacidad que reduce a 20 minutos el tiempo de trayecto entre la localidad utrerana y la capital hispalense.

Según informó la Junta en un comunicado, con una inversión de esta fase de 13,8 millones de euros, esta carretera presenta un tránsito diario de vehículos de más de 19.000, por lo que "su conversión en vía de alta capacidad facilita el desplazamiento a miles de personas que viviendo en Utrera y su entorno, tienen su lugar de trabajo en la capital, beneficiándose de la misma más de 260.000 personas".

Las obras del tramo IV de la A-376, que ha generado más de 350 puestos de trabajo directos, han consistido en la duplicación de la calzada, su conversión en autovía, desde la intersección con la carretera A-8029 --al apeadero de Don Rodrigo-- hasta el enlace de acceso a Utrera, ubicado al inicio de la Ronda Urbana Norte, también ejecutada por la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta.

El tramo tiene una longitud de 7,3 kilómetros y completa el itinerario en autovía desde Sevilla hasta Utrera, dando continuidad al anterior tramo III, que discurre entre la intersección con la carretera provincial SE-3204 y la A-8029. Se compone de dos calzadas con dos carriles de 3,5 metros para cada sentido, arcenes exteriores de 2,5 metros e interiores de 1 metro y bermas de un metro. La mediana tiene ancho variable de 6 a 8 metros.

A lo largo del trazado se han diseñado tres enlaces: el primero con la A-8029 --apeadero de Don Rodrigo--, completando el ya ejecutado en el tramo anterior; el segundo, el nuevo enlace de El Comodoro que facilita el acceso a ésta y a otras zonas colindantes; y finalmente la glorieta de conexión con el Enlace Utrera Norte.

Del mismo modo, se han ejecutado tres estructuras a lo largo del trazado: un paso inferior en el entronque con el ferrocarril Utrera-La Roda y otros dos pasos inferiores para comunicar las vías de servicio de ambos márgenes de la autovía a través de las cuales se facilita el acceso a las fincas y urbanizaciones de la zona. Las vías presentan un ancho variable de cinco a siete metros de calzada con dos carriles por sentido más arcenes.

Como medidas correctoras de impacto ambiental, cabe destacar la colocación de pantallas acústicas para minimizar la afección por ruidos en las inmediaciones de la Urbanización El Comodoro y viviendas aledañas.

Además, esta actuación incluye un proyecto de restauración paisajística con una inversión prevista de 294.000 euros que se empezará a ejecutar tras la puesta en servicio de la autovía. Se va realizar una hidrosiembra y plantaciones de taludes, isletas de los enlaces y mediana. La mediana lleva un seto de adelfas, olivillas, mirtos y retamas de olor.

En total, las obras de los 24 kilómetros de los que consta la Autovía de Utrera han supuesto una inversión de más de 60 millones de euros, incluyendo las obras de remodelación del enlace de acceso a Utrera y la construcción de la ronda urbana Norte de esta localidad.