Actualizado 12/09/2016 18:28 CET

Sindicatos y patronales critican los recortes en educación en el inicio de curso

SEVILLA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

Centrales sindicales y patronales han coincidido este lunes, día en el que se ha iniciado el curso escolar 2016-17 en la comunidad autónoma andaluza, en criticar de manera generalizada los recortes llevados a cabo por la administración en el sistema educativo andaluz, sobre todo en aquello que afecta a la plantilla, las ratios y la cobertura de las sustituciones.

En una nota, CSIF Andalucía, primera fuerza sindical del sector público andaluz y primer sindicato en la enseñanza pública andaluza, considera imprescindible un cambio urgente del modelo de sustituciones, que actualmente considera "restrictivo", e indica que debe hacerse mediante la negociación en el seno de la Mesa Sectorial.

Según el presidente del Sector de Educación de CSIF-A, Francisco Hidalgo, "el actual modelo es restrictivo al asignar un cupo determinado de horas a cada centro educativo, que a todas luces es insuficiente, como se ha demostrado en los últimos años. Además, bajo el paraguas de la autonomía de los centros, responsabiliza de este tema a las direcciones de los centros, que se ven en la obligación de priorizar las bajas a cubrir para que el cupo les llegue al final de curso".

Por su parte, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO Andalucía, José Blanco, ha precisado que los datos de vacantes docentes adjudicadas a profesorado interino y funcionario para el próximo curso escolar ponen de manifiesto que no se cubren las necesidades de la educación andaluza, "ello teniendo en cuenta los nuevos retos del sistema educativo y las numerosas jubilaciones que se están produciendo entre el profesorado".

En este sentido, CCOO tacha de "precipitada" la forma en la que se está implantando el francés como segunda lengua extranjera. Así, el sindicato ha detectado que en numerosos centros de Primaria se ha adjudicado un docente de Francés a media jornada, suprimiéndose por contra otro de sus docentes a jornada completa.

Igualmente, Blanco censura que se hayan suprimido las horas de coordinación y de preparación de materiales del profesorado de los centros bilingües o que se hayan ampliado las ratios de muchas aulas, especialmente en las áreas metropolitanas, transformando con ello la excepcionalidad en norma.

Por su parte, el sindicato UGT ha explicado en una nota que la modificación de la orden que regula el horario en la enseñanza Secundaria a través de unas instrucciones que desplazan la tutoría electrónica al horario irregular "está dando lugar a diferentes interpretaciones por parte de los equipos directivos de los IES a la hora de su aplicación, dificultando la confección de los horarios, por falta del necesario soporte normativo".

"La política de recortes aplicada por la administración educativa andaluza está teniendo efectos muy negativos en este inicio de curso, tales como pérdida de puestos de trabajo en los centros docentes, el envío al desempleo de un número considerable de profesorado interino, disfunciones en el funcionamiento de los centros, la no disminución de las ratios, supresión de apoyos o el posible retraso en la cobertura de las sustituciones", ha lamentado el sindicato.

De su lado, el sindicato Ustea ha dicho que la Consejería de Educación "mantiene su errática política, aumentando los recortes y la precariedad", y que el deterioro de la educación pública andaluza es "un hecho innegable que repercute de lleno en el empleo y las condiciones laborales del profesorado, así como en el derecho a la educación del alumnado".

"DISPONIBILIDAD AL DIÁLOGO" DE FSIE

En otro orden de cosas, Escuelas Católicas de Andalucía (ECA), organización patronal que aglutina a la mayoría de los titulares de los centros educativos concertados de la comunidad andaluza, ha mostrado su "preocupación" por "la sensación de improvisación en materia de política educativa con la que se inaugura el actual curso escolar 2016-17".

Los 400 centros de ECA, con sus más de 225.000 alumnos y sus 16.000 profesores y personal de Administración y Servicios, comienzan el curso "con normalidad, aunque con la preocupación de un futuro incierto por la situación de inestabilidad política, a nivel nacional, y la amenaza de posible cierre de unidades con motivo de la renovación de conciertos el próximo año".

El secretario general de Escuelas Católicas de Andalucía, Carlos Ruiz, no participa del optimismo de la Consejería de Educación, pues entiende que este curso "no solamente comienza con un descontento de un sector de la pública, sino también de la concertada". A su juicio, "la bajada de la natalidad no puede ser una excusa para recortar, ni en la red pública ni en la concertada, sino que es una oportunidad para que el Gobierno de Susana Díaz sea referente a nivel nacional, en su opción por una educación mejor que sitúe la formación de nuestros alumnos en la vanguardia, por su inclusión y calidad".

Por último, la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza de Andalucía, organización mayoritaria en el sector de la enseñanza concertada andaluza, manifiesta su "disponibilidad" al diálogo con el Gobierno andaluz; y su apoyo a los profesionales de todos los sectores de la enseñanza y la atención a personas con discapacidad, así como su lucha por la recuperación de los derechos perdidos, "que ya se está llevando a efecto aunque no con la celeridad que hubiera sido deseable".

También reafirman su "satisfacción" ante la recuperación de la equiparación salarial que se ha producido y el acortamiento de los plazos para el abono de las cantidades correspondientes a 2015, cuyo primer pago se ha percibido en 2016; en 2017 se completará la devolución de dicha cantidad, demandando sin embargo un calendario de devolución de la paga extra de 2012 a los docentes de los centros concertados andaluces.

Para leer más