Publicado 07/03/2014 17:41CET

Universidad Loyola Andalucía presenta la Cátedra Ignacio Ellacuría en un acto de homenaje al teólogo jesuita asesinado

Presentación de la Cátedra Ignacio Ellacuría de la Universidad Loyola
EUROPA PRESS/UNIVERSIDAD LOYOLA ANDALUCÍA

SEVILLA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Universidad Loyola Andalucía ha presentado la Cátedra Ignacio Ellacuría de Análisis de la Realidad Política y Social, en honor de este teólogo jesuita asesinado en El Salvador, a la que la sede andaluza se ha adscrito recientemente, dado que en la cátedra, de carácter internacional, también participan las universidades Rafael Landívar (Guatemala), Iberoamericana (México) y José Simeón Cañas (El Salvador).

"Ellacuría era un intelectual que buscaba la verdad por encima de todo", ha afirmado el profesor José María Margenat en la presentación. Junto a Margenat, profesor titular de Filosofía Social de la Universidad Loyola Andalucía, la presentación ha contado con las intervenciones del presidente del Patronato de la Fundación Universidad Loyola Andalucía y profesor emérito de la Facultad de Teología de Granada, Ildefonso Camacho; el profesor de Filosofía del Derecho en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, José Mora; y el director del Departamento de Filosofía y Humanidades y coordinador de la Cátedra Ignacio Ellacuría de la Universidad Loyola Andalucía, José Antonio Senent de Frutos.

El profesor Senent presentó a grandes rasgos la vida y obra de Ignacio Ellacuría, resaltando su "vocación por iluminar los problemas sociales y poder ofrecer vías que permitiesen transformar y mejorar las sociedades más desfavorecidas". La obra del jesuita no se entiende sin El Salvador, país donde desarrolló la mayor parte de su obra y donde se implicó en la búsqueda de vías para que gobierno y guerrilla llegasen a acuerdos de paz que pusiesen fin a la violencia que imperaba aquellos años en el país.

"Al igual que Sócrates en la antigüedad, Ellacuría habló mucho en el foro público, denunciando problemas y buscando la mejoría del conjunto de la sociedad", ha dicho Senent, que terminó su intervención anunciando que en poco tiempo se podrá acceder a todo su trabajo, ya que recientemente se ha digitalizado incluso la obra inédita, así como audios de sus clases en la Universidad Centroamericana (UCA).

Margenat ha expuesto la importancia del momento en el que se encontraba la Compañía de Jesús durante los días de Ellacuría y ha analizado el valor de las obras y el pensamiento que defendió en aquellos momentos.

De su lado, Camacho ha destacado la importancia que el teólogo le daba a la proyección social de la universidad, ya que ésta incide sobre la sociedad. Recordó su estancia en la Universidad Centroamericana, cuando el país aún estaba en guerra, y cómo asistió al primer aniversario de su muerte; de aquellos días, sigue recordando positivamente "la capacidad que Ellacuría tenía de ir analizando y, al mismo tiempo, intentando aportar soluciones al conflicto que estaba sacudiendo El Salvador".

Por su parte, Mora, que conoció personalmente a Ignacio Ellacuría, hizo entrega a la Cátedra de un manuscrito que el propio docente le entregó en un congreso celebrado en la ciudad de Córdoba. "Sé que aquí estará mejor conservado y que servirá para fomentar el estudio y el conocimiento de su figura", ha asegurado.