La US suspende su convocatoria de jubilaciones anticipadas tras un informe del Tribunal de Cuentas

Actualizado 05/07/2012 23:19:32 CET

SEVILLA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El rector de la Universidad de Sevilla, Antonio Ramírez de Arellano, ha decidido suspender la convocatoria del Premio a la Jubilación Voluntaria de su personal docente funcionario, aprobada el pasado 20 de diciembre por el Consejo de Gobierno de la institución.

Las nuevas circunstancias académicas, que impiden la contratación de nuevo profesorado, la austeridad que demanda la actual situación económico-financiera y, sobre todo, los informes realizados recientemente por el Tribunal de Cuentas, aconsejan la suspensión de la convocatoria mientras se realiza una valoración jurídica a fondo, preservándose así los intereses del profesorado, según un comunicado de la Hispalense.

El Premio a la Jubilación Voluntaria del PDI funcionario en la Universidad de Sevilla se puso en marcha en 2006 y desde entonces se han beneficiado de este programa 278 profesores. Para el curso próximo lo habían solicitado 59 personas, que ya no podrán acogerse a esta medida.

Desde 2006 la convocatoria se ha venido realizando de forma anual por curso académico y a ella podían concurrir de forma voluntaria quienes cumplieran los requisitos previstos en la Ley de Clases Pasivas para la jubilación voluntaria, siempre con un número máximo por convocatoria.

Esta convocatoria, similar a la que existe en 33 universidades españolas (siete de ellas andaluzas), tiene desde su origen una importante dimensión académica y se ha venido sufragando con cargo al Fondo de Acción Social de la Universidad de Sevilla. Su objetivo era la renovación y modernización de la plantilla de profesorado, y ha supuesto un importante ahorro económico para la institución.

El análisis de la configuración de la plantilla de la US realizado en 2005 --un año antes de la puesta en marcha del Premio en una situación de bonanza económica-- puso de manifiesto la existencia de un importante número de profesores que se jubilarían de manera forzosa simultáneamente en los siguientes años y, en determinados casos, en el mismo área de conocimiento.

El Premio de la Jubilación Voluntaria "ha servido para minimizar el riesgo de jubilaciones masivas, procurándose la renovación ordenada y paulatina de la plantilla". La graduación en las jubilaciones permitía, a su vez, la incorporación progresiva de docentes noveles.

Asimismo, este programa permitía reequilibrar los desajustes docentes entre las diferentes áreas de conocimiento, puesto que los recursos liberados se invertían en la contratación de nuevo profesorado en los departamentos con mayores necesidades docentes.

El carácter anual de la convocatoria y el número de plazas ofertadas (un máximo de cien), han facilitado la planificación de las necesidades docentes en una época tan compleja como la adaptación de las antiguas titulaciones al nuevo Espacio Superior de Educación Superior.